La reacción de los empleados de un restaurante de comida rápida al recibir 10 mil dólares

Desde que comenzó la emergencia sanitaria sin precedentes producto de la pandemia, se han conocido diversos actos de solidaridad sobre todo hacia quienes tienen que seguir desempeñando sus labores.

A pesar de las medidas de confinamiento establecidas para detener los contagios de coronavirus, muchas personas no pueden quedarse en casa porque su trabajo es esencial.

El personal sanitario, de limpieza, empleados de supermercados, o locales de comida, farmacias y otros, no pueden dejar de cumplir con sus funciones porque los servicios que ofrecen son indispensables.

Recientemente, un hombre apareció en un restaurante de comida rápida para entregarles a los empleados 10.000 dólares.

Jay Mazini, acudió al establecimiento de comida rápida para darles a cada trabajador la cuantiosa suma de dinero porque ellos también merecen un reconocimiento.

El hombre que hizo el donativo es de Nueva Jersey, Estados Unidos, y acude con regularidad a ese local para colaborar a que continúen las ventas ante la pandemia. Aunque ese día decidió visitarlos, pero no para comprar sus productos, tenía otra intención.

Se detuvo delante de la ventanilla y entregó 40.000 dólares para que fueran distribuidos entre los cuatro empleados que estaban trabajando en el horario nocturno.

Jay compartió un vídeo en su perfil de Instagram para instar a otras personas a ayudar a los empleados de restaurantes pequeños y establecimientos de comida a que puedan sobrevivir a la crisis generada por la emergencia sanitaria.

Solamente habían transcurrido horas cuando su vídeo alcanzó 260 mil reproducciones.

“Hoy decidí ayudar a unas pocas personas que trabajan en Checkers, en Paterson. No me importa el dinero. ¡Me importa ayudar a los que lo necesitan! Solo quería bendecir a los cuatro empleados con 10 mil dólares a cada uno, porque ¡siempre obtienes lo que ofreces!”, escribió Jay Mazini en su publicación.

Los empleados que recibieron el dinero cobran aproximadamente 11 dólares por cada hora de trabajo, cuando Jay les entregó los paquetes de billetes, ellos se mostraron incrédulos.

No podían creer que todo el dinero era para ellos, cuando lo supieron saltaron de alegría para celebrar. Todos le agradecieron a Jay por su solidario y extraordinario gesto, no lo esperaban.

Seguro que los trabajadores jamás podrán olvidar ese regalo. Comparte este grandioso acto de generosidad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!