«Mientras sigues saliendo sin preocuparte por el mundo, mi bebé lucha contra el virus mortal»

El pequeño Ares Raven Banister, de Leicester, Inglaterra, con apenas 11 semanas de vida, ha venido al mundo para enfrentarse a la dura batalla contra el coronavirus.

Su angustiada madre, Jodie Louise Banister, relató su caso en una publicación en sus redes sociales, en un afán de crear conciencia en medio de su dolor, sin imaginar el efecto que tendría. En un inicio, muchos se solidarizaron con su situación, pero asimismo le llovieron críticas por el contundente mensaje que dirigió:

«Así que mientras sigues saliendo sin preocuparte del mundo, yendo al supermercado todos los días por lo esencial que tienes que tener y saliendo a caminar durante tres horas, lo que nunca antes has hecho en tu vida, nuestro bebé de 11 semanas acaba de dar positivo por COVID19», empieza la publicación.

«No hemos salido de casa, pero desafortunadamente mi marido, Christian, todavía tiene que ir a trabajar para asegurarse de que Tesco tenga suficientes alimentos en los estantes para que todos acumulen desesperadamente en sus hogares».

«¡Si no eres un trabajador clave, quédate en casa!¡Por favor, comienza a escuchar porque todo nuestro mundo acaba de volcarse!», concluyó Jodie en su mensaje, que se vio obligada a borrar después de que la tacharan de «grosera».

Ares tuvo que ser ingresado en el Hospital de Leicester Royal Infirmary, con fiebre

Al día siguiente, las pruebas revelaron que dio positivo para COVID-19. Y aunque días después, la condición del pequeño pareció empezar a estar controlada, la madre de 30 años reconoció que sintió «miedo y pánico» después del diagnóstico.

«Pensamos que, de ninguna manera, sería Covid. Pero cuando nos lo dijeron, sólo me senté allí y lloré. Fue horrendo. Lo primero que piensas automáticamente es que va a morir. ¡Estaba tan asustada!», recuerda.

Jodie y Chris son padres de otros 3 pequeños, que permanecieron preocupados mientras su hermanito recién nacido luchaba por su vida

La madre volvió a acudir a sus redes, pero esta vez para comunicar la buena noticia que gracias al trabajo abnegado de los médicos y las enfermeras, su pequeño lo había logrado y se recuperaba en casa.

Sin embargo, aprovechó para contestar a todos aquellos que la atacaron, dejando a muchos con la boca callada:

«Ha habido algunos comentarios acerca de que mi publicación es «horrible y grosera» ¡Lo que es horrible es que mi bebé se contagie de este virus mortal y hay otras personas en todo el mundo que también tendrán que pasar por esto o ya lo están haciendo! Lo grosero es que la gente no sigue las reglas y restricciones del gobierno«, dijo categóricamente.

«En este momento hay tanta tristeza en el mundo, ¡piénsalo dos veces antes de comenzar a discutir con un extraño en línea sobre la frecuencia con la que necesita ir de compras o durante cuánto tiempo debe pasear a su perro!», concluyó, mientras también agradeció a quienes sí la apoyaron.

Nos alegramos que el pequeño Ares se esté recuperando en su hogar; sin embargo, parece increíble que una madre reciba las peores críticas sólo por difundir un mensaje lleno de verdad. ¿Qué opinas de quienes juzgaron sus palabras como horribles y groseras? ¡Comparte tu opinión en tus redes!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!