Sale a la luz la verdad de los padres que abandonaron a la hija de 6 años que adoptaron

Nuestra historia de hoy lleva rato regándose como la pólvora alrededor del mundo y tiene a las redes sociales en ebullición. Se trata del caso de los Barnett, una pareja acusada en Estados Unidos por dejar a su suerte a su hija adoptiva. Pero, ¿quiénes son los acusados?

Michael Barnett y Kristine Barnett

Kristine Barnett y su esposo Michael Barnett, son una peculiar pareja que ha sido varias veces famosa en las redes sociales, en un primer momento, en 2012, después de que uno de sus tres hijos, Jacob, quien fuera diagnosticado con autismo a los dos años de edad, se convirtiera en un prodigio de las matemáticas.

Él logró ingresar a estudiar en un prestigioso instituto de física a los 15 años; incluso, varias publicaciones predijeron, en esa época, que podría llegar a a ser un Premio Nobel.

Pero antes, en 2010, los Barnett adoptaron a Natalia, una supuesta niña de 6 años, pero que en realidad resultó ser una mujer con enanismo y otras rarezas, de 22 años. Después de un tiempo y de varias situaciones irregulares, Natalia Grece, la supuesta bebé, comenzó a levantar las sospechas de sus padres: algo no andaba bien con ella.

“Le estaba dando el baño y me di cuenta de que tenía vello púbico y ya tenía el período. Me quedé en shock. Me habían dicho que tenía 6 años y era muy evidente que no tenía esa edad”, relató Kristine.

Además de ello, la confundida Kristine aseguró que Natalia quería asesinarlos, que se quedaba parada frente a  su cama toda la noche con la mirada perdida, en una especie de trance, y en varias oportunidades la vio poner lejía o algún tipo de veneno en su café, lo que hizo verdaderamente relevante al caso.

Tras cinco años de investigaciones, la fiscalía del condado de Tippecanoe, Indiana, Estados Unidos, acusó a Kristine Elizabeth Barnett y Michael Barnett de abandonar a su hija adoptiva para irse a Canadá, pero la madre se mantiene firme y convencida de que la adopción fue un fraude y continúa asegurando que fueron engañados y que además su hija adoptiva quería acabar con su vida y la de su esposo.

Algunos medios hablan de que los Barnett abandonaron a Natalia porque les estorbaba en sus propósitos para continuar impulsando la carrera científica de su hijo Jacob.

Ya que se sabe que Natalia estuvo viviendo sola, al menos un mes, antes de que dejaran de pagarle el alquiler y manutención donde vivía y que la madre le había pedido que mintiera sobre su edad si le preguntaban cuántos años tenía.

Finalmente, una amiga de la familia aseguró que en lo que respecta a la posibilidad de que Natalia tenga 30 años, considera que es algo completamente ridículo y que cree firmemente en la niña.

Ahora, la singular historia ha dado otra vuelta de tuerca ya que, al parecer, la joven ha encontrado una nueva familia, que la ama a pesar de toda esta confusión anterior. Se trata de una pareja cristiana a ultranza y “temerosa de Dios” llamados Antwon y Cynthia Mans, de Indiana.

La adopción es amor (…) Mi hija. La más dulce. La más bella. Amorosa, asombrosa. Una criatura malvada y psicótica que jamás conocerás”, sentenció Cynthia.

Pase lo que pase de ahora en adelante, lo cierto es que Natalia ha continuado sus días en compañía de una nueva familia de buenos samaritanos deseosos de ayudar a una joven con problemas, que hoy en día tendría unos 30 años.

Veremos qué sucede con este caso que ha conmocionado a la opinión pública, pero, por lo pronto, comparte esta inquietante historia con tus familiares y amigos y, si decides adoptar, hazlo con el corazón, en función del cuidado y bienestar de tu hijo adoptivo.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!