Una pareja abandona la niña con enanismo que adoptaron para poder mudarse de país

Kristine Elizabeth Barnett, de 45 años, y su ahora ex esposo, Michael Barnett, de 43, fueron investigados durante cinco años y el pasado miércoles fueron acusados por negligencia.

Ellos cambiaron legalmente la edad de la niña de ocho años que adoptaron y la dejaron abandonada en un apartamento para poder mudarse desde Indiana, Estados Unidos, a Canadá con sus hijos biológicos.

La pareja aseguró que fue estafada por adoptar a una adolescente, la niña es de Ucrania y fue diagnosticada de enanismo. Cuando Kristine y Michael decidieron convertirse en sus padres, en el año 2018.

Los trámites de la adopción concluyeron dos años después, finalizando el proceso en el 2010, en ese entonces, un médico determinó que la niña tendría aproximadamente 8 años.

La niña recibió la esperanza de tener la protección y el amor de una familia. Pero todo terminó cuando la dejaron abandonada en una casa en Lafayette, al norte de Indianápolis, y se mudaron a otro país.

En junio de 2012, la pareja cambió legalmente la edad de la menor de 10 a 22 años. El año siguiente la dejaron abandonada en un inmueble que alquilaron para mudarse con sus tres hijos biológicos, uno de ellos, era un prodigio de la física.

Su viaje estaba motivado a que él pudiera continuar su preparación académica, actualmente estudia un doctorado en un prestigioso instituto de Ontario.

Antes de irse, Kristine entrenó a la niña para que mintiera si alguien le preguntaba su edad, pues oficialmente tendría ahora 22 años.

Ni ella ni el resto de la familia contempló las implicaciones de dejarla completamente sola, con total indolencia la abandonaron a su suerte mientras emprendieron su nueva vida. Lejos de cumplir el compromiso de ofrecerle la familia que tanto necesitaba, causaron una irreparable herida en su corazón.

Meses después, la menor fue desalojada del apartamento por no pagar el alquiler, la policía inició una investigación del caso.

Entrevistaron a la niña, los registros indicaban que había vivido en Ontario, a pesar de las pruebas del abandono y el cambio de su edad, Kristine alega que es inocente, que la edad de la niña es mucho mayor a la que se indica en su certificado de nacimiento y describe el proceso de adopción como fraudulento.

Presentaron como prueba un informe médico en el que se comprueba que los registros dentales de la niña pertenecen a los de un adulto, acotan el año de su desarrollo y el diagnóstico de trastorno de personalidad sociópata. Incluso dicen que la niña reconoció que tenía más de 18 años en el año 2011.

Aunque la institución médica que presuntamente hizo el informe, IU Health, se negó a confirmar que la información sea cierta.

Michael reconoció ante los investigadores que solo pagaron unos meses de alquiler del inmueble pero que no le dieron apoyo financiero a la niña para que cubriera sus necesidades.

Kristine escribió en Facebook el pasado domingo: “Estoy enferma y devastada por la idea de cualquiera de estos cargos, mantengo que son falsos. Amigos y familiares, ustedes hablen sobre la veracidad de las acusaciones en nuestro contra”.

Los Barnetts habían figurado antes en los medios de comunicación cuando Kristine publicó un libro en el año 2014 de cómo criar a su hijo Jacob, catalogado como un genio de la física, con un coeficiente intelectual más alto que el de Albert Einstein. El menor fue diagnosticado con autismo cuando tenía 2 años.

Los padres ofrecieron varias entrevistas para medios de comunicación locales interesados en su caso. Kristine se dedicó, después de la publicación de su libro con recomendaciones para padres de niños autistas, a ofrecer conferencias sobre el tema.

Ahora protagonizan un escándalo por el abandono de su hija. Se espera que sean revelados los detalles de la condena y el estado de la niña afectada. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!