Termina casi sin poder hablar por la excesiva inflamación de sus labios tras hacer un reto viral

Hay numerosos retos virales que pueden volverse una verdadera amenaza para la salud de miles de jóvenes y niños que se unen a la moda de realizar extrañas actividades.

Uno de los más recientes ha recibido el nombre del Reto Kylie Jenner en el que muchas chicas se valen de un pequeño vaso para hinchar sus labios e imitar el look de la conocida estrella de los reality show.

Lily dejó el vaso en sus labios durante cerca de un minuto.

Consiste en utilizar un vaso de shots. Una vez que alguien introduce allí sus labios y los deja durante un par de segundos, comienzan a hincharse dejando un aspecto mucho más carnoso de lo que en realidad son.

Esta es una moda que parece cada vez más popular, a pesar de que la mayoría se vale de inyecciones y tratamientos estéticos para poder conseguir este efecto.

“Hay que admitir que funcionó, pero ese no es el resultado que nadie debe buscar”.

Todos han empezado a bromear con este reto en apariencia inofensivo. Sin embargo, la experiencia de una adolescente en Hertfordshire fue un poco más impactante de lo imaginado.

Lily Greenland es una chica de 12 años de edad que suele dar muchos dolores de cabeza a su madre con todo tipo de ocurrencias. Esta vez decidió intentar el reto Kylie Jenner e imitó los vídeos que vio en YouTube para poder conseguir unos labios mucho más abultados.

“Este es el tipo de cosas que ella hace normalmente. Siempre que estoy en el trabajo recibo una llamada en la que me dice que ha hecho alguna tontería”.

En cuanto retiró el pequeño vaso quedo completamente en shock. Había resultado un éxito, pero mucho más grande de lo esperado. Sus labios se veían tan pero tan grandes que lucía verdaderamente extraña e incluso le costó hablar con normalidad durante los primeros minutos.

“Comía con normalidad pero le costaba hablar porque el labio de abajo parecía quedar colgando”.

Su madre, Danni, no pudo evitar más que reírse del exuberante resultado y aprovechó la ocasión para demostrarle que es mucho mejor aceptarnos tal y como somos. Los labios de Lily lucían hasta 4 veces más grandes de su tamaño natural.

“Parecía un babuino. Por suerte no se quedó así”.

La joven a veces asegura que no se siente del todo feliz con su aspecto y había mencionado en un par de ocasiones el deseo de realizarse algún procedimiento estético cuando fuese más grande.

Su madre espera que este experimento le haya dado una lección y comprendiera lo mal que pueden llegar a salir ese tipo de cosas.

La mayoría de la veces el efecto dura solo un par de horas, pero este no fue el caso de Lily.

Después de 2 días Lily todavía seguía lidiando con los incómodos resultados. La hinchazón ha ido disminuyendo pero todavía no han vuelto del todo a su estado natural.

¿Qué opinas del resultado en Lily? Comparte esta nota y cuéntanos si te atreverías a hacer algo así.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!