La hija de un bombero fallecido en Australia usa su casco y se niega a separarse del féretro

Imágenes desgarradoras de la tragedia que se vive en Australia salen a la luz todos los días, y en esta ocasión la fotografía de una pequeña junto a un ataúd mientras luce un casco de bombero no se ha quedado atrás.

Se trata de la dulce Charlotte O’Dwyer, de 20 meses, despidiendo a su padre en su funeral.

En ese momento Charlotte lucía el casco de su papá, el bombero Andrew O’Dwyer quien perdió la vida cumpliendo con sus labores en un incendio que se produjo al suroeste de Sydney.

Este martes 07 de enero, se llevó a cabo el servicio fúnebre en la Iglesia Católica Nuestra Señora de las Victorias.

Durante el acto fue tomada la conmovedora imagen de Charlotte con un vestido blanco junto al ataúd de su padre, luciendo el casco y una medalla de servicio recién presentada por las autoridades.

La pequeña se resistió a alejarse del féretro de su progenitor y con orgullo lucía el casco y medalla, símbolos del heroísmos de Andrew.

La vida de O’Dwyer no fue la única que se perdió en el accidente, su colega Geoffrey Keaton, de 32 años, también partió de este mundo en el momento en que un árbol cayó sobre el camión en el que viajaban y los sacó de la vía. 

Por una curiosa casualidad, Geoffrey también ha dejado a un niño pequeño. Un varón de 20 meses que nació sólo dos días de diferencia de Charlotte.

Los bomberos que fueron mejores amigos en vida recibieron medallas de servicio como un homenaje póstumo, por la labor realizada en Servicio de Bomberos Rurales (RFS). Durante el funeral, el comisionado Shane Fitzsimmons pronunció unas palabras en memoria de Andrew a quien catalogó como héroe.

«Charlotte debería saber que su padre era un hombre desinteresado y especial, que sólo se fue porque era un héroe», dijo

El comisionado Fitzsimmons también dio a conocer que un camión de bomberos Horsley Park RFS tendrá un mensaje especial en la puerta del lado del pasajero, que dirá «En memoria de Andrew O’Dwyer».

A la ceremonia asistieron la esposa de Andrew, Melissa, junto a sus otros dos hijos, el primer ministro Scott Morrison, la primera ministra de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian.

Además de familiares, amigos, colegas y cientos de personas de la comunidad que se acercaron para rendir honor a este héroe.

El féretro con el cuerpo de Andrew fue sacado de la Iglesia mientras cientos de voluntarios del RFS estaban parados afuera en una guardia de honor, poniendo sus manos sobre sus corazones.

Oficiales del Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur en el funeral de Andrew O’Dwyer.

Desde que iniciaron los incendios forestales en el país oceánico, al menos 25 personas han perdido la vida como consecuencia de las llamas o en accidentes ocasionados por esta tragedia.

Lo más alarmante es que el verano apenas comienza en ese país y los bomberos y voluntarios no se dan abasto para controlar los más de 130 focos incendiarios que aún continúan activos. 

Por favor comparte esta historia y recuérdales a todos colaborar y orar por Australia, el país necesita la ayuda del mundo entero.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!