«Gracias a todos, me voy en paz» – La entrevista que Pau Donés quiso grabar días antes de morir

Pau Donés, el vocalista de la banda Jarabe de Palo perdió la vida el 09 de junio de 2020 a los 53 años a causa de una recaída del cáncer de colon que le diagnosticaron en septiembre del 2015.

Su fallecimiento conmocionó a millones de personas que admiraban su trabajo no solamente en España sino en diversos países del mundo que conquistó con su música.

Antes de morir concedió una entrevista al presentador Jordi Évole, en la que apareció con notables signos de la debilidad que le causaba la enfermedad, estaba extremadamente delgado, tenía una sonda en su nariz y su cabello y barba lucían canosos.

Tengo este tubo que me ayuda a alimentarme y me ayuda a hidratarme. En fin, no pasa nada”.

Las declaraciones del cantante y compositor en la entrevista que sería emitida después de su muerte como parte de un documental, se han convertido en una valiosa lección.

El documental llamado “Eso que tú me das”, fue transmitido el pasado domingo en televisión después de que 249 mil espectadores lo vieran en las salas de cine españolas.

Fue iniciativa de Pau Donés realizar el documental, a finales de mayo se comunicó con Jordi Évole para decirle que tenía pocas semanas de vida y que le gustaría grabar una última entrevista en su vivienda de Valle de Arán.

El presentador le confesó a Pau Donés que se sorprendió al saber que quería salir en el documental con la apariencia física que tenía.

“Bueno, no pasa nada. Es el aspecto que tengo ahora que estoy enfermo, estoy enfermito de cáncer. No pasa nada por mostrarme así. Es mejor, así se normaliza un aspecto que poco a poco se debe normalizar. Pero estoy aquí para hablar de vida, no de la muerte”, dijo el cantante.

Jordi Évole le respondió: “Igual, el tabú lo tenemos más nosotros que tú ahora, el cáncer nos da miedo”.

El cantante dijo que ver a una persona que va a morir de cáncer daba temor, pero instó a todos a normalizarlo.

Pau Donés comentó que ese lugar en el que estaba durante sus últimos meses de vida era estupendo.

“Estoy descansando. Tengo cáncer, me estoy muriendo y quería acabar los días conversando con alguien para intentar dar una imagen que tal vez la gente no tiene, de persona normal y corriente”, dijo el artista.

Sobre el miedo comentó: “El miedo es terrible. Yo no lo vivo porque soy poco miedoso, pero lo veo y eso me aterroriza. Cuando la gente tiene miedo a la vida, a las cosas, a moverse, a decidir y a querer y a que le quieran es terrible. Bloquea. No se puede tener miedo a la enfermedad, al dolor. Hay que vivir”.

El presentador le preguntó si se sentía más libre y respondió:

“Desde el momento en el que aceptas que la muerte es algo que va contigo y que no es algo que es malo, sino que es algo que es parte de la vida, yo creo que sí. Vives mucho más tranquilo. Pienso, hostias, si en vez de irme el mes que viene me fuera el año que viene…”, dijo Pau Donés.

“Cuando sabes que el tiempo es corto, el tiempo te hace muy feliz”, agregó resaltando la importancia de vivir a plenitud cada momento.

Jordi Évole le preguntó qué sensación le causaba saber que la entrevista sería transmitida después de su fallecimiento, él respondió que le daba muchísima curiosidad.

“Yo no voy a estar, pero la habremos hecho con un tío que, en este momento, está, y diciendo lo que piensa y siendo lo que es”.

En el documental el cantante explicó de qué forma le gustaría morir y confesó algunas de las cosas que se arrepiente de no haber hecho.

“Me hubiera encantado haber conocido a mis nietos, pero bueno, los conoceré igual, pero de lejos”, dijo Pau Donés.

Admitió que siempre procuró no hacer nada de lo que después no pudiera pedir perdón. “Eso querrá decir que es algo chungo, pedir perdón es muy bonito. Es como dar las gracias. Es como llorar”.

Acerca del odio, Pau Donés dijo: “La vida son cuatro días y tres ya han pasado. No odies a los demás. Si algo no te interesa, pues déjalo de lado. El odio no nos conduce a nada”.

La entrevista fue grabada apenas 15 días antes del fallecimiento de Pau Donés, y sus acertadas y emotivas declaraciones calaron en el corazón de todos sus seguidores.

Jordi Évole le preguntó si había sentido miedo cuando los médicos le dijeron que le quedaba poco tiempo.

“Desde el primer día que dijeron ‘te vas a morir’, ese día, pensé ‘pues a mí lo que me interesa es lo otro, la vida’”, dijo el cantante.

El artista reflexionó: “Gracias a todos, mi vida ha sido un auténtico privilegio, me voy en paz”.

El artista confesó qué le preocupaba: “No sufrir, el sufrimiento es como el miedo o uno es consecuencia del otro. Estoy muy poco preocupado porque las cosas que nos preocupan normalmente, que son poco importantes, no me preocupan, porque sé que cualquier día me iré”.

“Hoy, por ejemplo, estoy aquí hablando contigo un raro, iremos a pasear, después comeremos, una siesta, disfrutaremos el día… Esto es lo que yo quiero. Si acabo así mi vida, soy el tío más feliz del mundo”.

Sobre su hija, dijo que le ha enseñado a querer y a demostrar sus sentimientos. “Adoro a mi hija”, confesó que se han expresado el amor con abrazos muy poco porque no era lo habitual en su crianza.

Pero admitió que ella lo ha enseñado a decir te quiero con el corazón y mirando a los ojos.

Pau Donés dijo que estaba enfadado por ratos con el cáncer porque no quería irse. “Cualquier día de estos la enfermedad me lleva y me jode. Preferiría vivir un poquito más, la verdad”.

Merece la pena compartir el último mensaje de este artista que siempre será recordado por su valentía y humildad. El documental es un regalo que hizo a sus seres queridos y a sus seguidores.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!