“Eres mala, muy mala” – La madre de Gabriel se dirige a Ana Julia mirándole a la cara

Este miércoles continúa el juicio contra Ana Julia Quezada en la Audiencia Provincial de Almería con la declaración del hermano de Ángel Cruz, el padre de Gabriel, de 8 años, el capitán de la policía judicial, así como la de miembros del cuerpo de investigación. En total, siete personas van a ofrecer su testimonio ante el tribunal.

Ayer comparecieron los padres del niño que perdió la vida el 27 de febrero de 2018 a manos de Ana Julia Quezada, la pareja de su padre.

Patricia y Ángel se mantuvieron firmes y serenos a su llegada, solicitaron que sus declaraciones se hicieran a puerta cerrada.

Inicialmente, Patricia solicitó la instalación de un biombo para evitar tener que ver a la cara a la acusada. Pero mientras declaraba, pidió que lo retiraran porque estaba preparada para ver el rostro de la mujer que acabó con la vida de su único hijo.

Estaban muy cerca, si Patricia hubiera querido extender su brazo para tocarla lo habría hecho. Con su mirada penetrante, y sus ojos encendidos miró a Ana Julia y le dijo con voz contundente: “Eres muy mala, muy mala, rematadamente mala”.

La acusada permaneció mirándola y tal como desde el lunes, el día que inició el juicio, rompió en llanto en varias ocasiones.

Patricia Ramírez comenzó a declarar a las cuatro de la tarde, ofreció su testimonio durante media hora. Abandonó la sala de vistas, aunque se quedó en la Audiencia.

El siguiente turno fue para Ángel Cruz quien sí solicitó que durante su declaración tuviera el biombo para evitar ver a Ana Julia Quezada.

Declararon los padres de Gabriel, su abuela paterna y su sobrina con quien iría a jugar el menor el día de su desaparición en Las Hortichuelas.

Francisco Torres, abogado de los padres de Gabriel, aseguró que la sesión del juicio ha sido muy dura.

“Es muy complicado, y es una cosa que tenía que pasar, pero si para mí es muy duro, muy duro es para toda la gente”.

A la salida de la Audiencia el pasado martes, el letrado dijo: “Creo, sinceramente, que es todo muy obvio y que lo que hace falta es que nueve personas, que son el jurado popular, lo vean exactamente igual que yo. Es muy claro el asunto”.

Ana Julia Quezada mantiene su versión de que asfixió al menor por accidente y lo ocultó durante los 12 días de la búsqueda porque no sabía cómo decirlo.

“Yo estaba muy nerviosa. Solo quería que se callara. Que me dejara de insultar. Me gritó fea. Negra. Regresa a tu país. Tú no me mandas. Quiero que mi papá vuelva con mi mamá. Entonces le tapé la boca y la nariz con una mano y ya no recuerdo nada más”, declaró la acusada.

En varias oportunidades, Ana Julia ha roto en llanto durante el juicio mostrándose afligida y ofreciendo una imagen más dulce a través de su cambio de look y vestuario.

Las declaraciones de los testigos dejan al descubierto las incongruencias en la versión de Ana Julia y ratifican la frialdad y alevosía con la que actuó.

Cuando los padres de Gabriel salieron de la Audiencia agradecieron a los medios de comunicación con un gesto de saludo el apoyo recibido. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!