Viaja durante 4 horas para tener una cita de Tinder y termina varada “por gorda”

El método para conquistar a alguien y tener una cita que pueda propiciar el comienzo de una relación amorosa ha cambiado mucho en las últimas décadas.

Cada vez adquiere más auge la tendencia de usar las redes sociales o las aplicaciones de citas como Tinder para encontrar el amor.

Tal como lo hizo Jade Savage. La joven de 28 años entabló conversaciones con un chico a través del portal, hasta que llegó el anhelado día de encontrarse por segunda vez, hace semanas habían tenido su primera cita, así que todo parecía marchar viento en popa.

Ella gastó 100 euros en un viaje de cuatro horas sin imaginar que terminaría varada en una estación de tren.

Jade tomó un tren desde Leicester a Peterborouhg, teniendo imprevistos que implicaron un gasto de más de 150 euros. Pero eso no era lo peor, porque después de llegar a su destino la joven viviría una amarga experiencia.

“Estaba hablando con él por teléfono cuando llegué a la estación de tres para avisarle que ya podía ir a buscarme. Al llegar me dijo: ‘Mier**, tienes más peso que la vez anterior’”.

La joven no podía creer lo que escuchaba, se sintió indignada por el comentario tan despectivo y decidió decirle lo que opinaba al respecto.

Le aseguró que él era un idiota por decirle eso y él respondió: “¿Tú crees que soy un idiota? Te lo repito: engordaste”.

Jade relató lo que ocurrió después, él la llevó de regreso a la estación de tren diciéndole que como lo había puesto de mal humor lo mejor era que se devolviera a su casa.

“Me dijo que tenía que irme a mi casa”, relató Jade.

Para algunos usuarios de las redes, si hicieran un concurso que premie a la peor cita del mundo, Jade tendría todas las probabilidades de ganar.

Después de su cita fracasada, Jade le reclamó al chico por el dinero que implicó para ella viajar a encontrarse con él.

Él le dijo que no se preocupara que se lo devolvería, pero poco después la bloqueó de WhatsApp.

Así que tuvo la idea de crear una campaña de recaudación de fondos en GoFundMe para recuperar lo que gastó.

“Gasté 150 euros, me llamaron ‘gorda’ y me mandaron de vuelta a casa. Fue la peor y más corta cita de mi vida”, relató.

A pesar de su mala experiencia intentó tomarlo con humor y buscar el lado divertido, en la campaña ha logrado reunir 900 euros, superando diez veces el objetivo.

En la página ofreció detalles de sus gastos para el viaje: Taxi a la estación de Leicester 20,01 euros; turno perdido en el gimnasio 17 euros; tren a Peterborough  30,92 euros; vino en la estación 6,37 euros; (tren de regreso a Leicester 30,92 euros; taxi a casa 30 euros.

Espera que nadie tenga que pasar por lo mismo, su anécdota no tardó en hacerse viral. Compártela.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!