Encuentran a una enfermera sin vida en su casa después de que le negaran la prueba de COVID-19

Una enfermera que trabajaba en primera línea luchando contra la pandemia, fue encontrada sin vida en su residencia, después de que fuese puesta en aislamiento por haberse contagiado de coronavirus.

Lisa Ewald como muchos otros empleados de la salud han entregado su vida para salvar a centenares de extraños frente al peligro de la epidemia que ha tomado como epicentro a los Estados Unidos.

Lisa murió sola en su casa y se convierte en uno de los primeros trabajadores de atención médica que muere en Detroit, Michigan, a causa del virus mortal.

Ewald se convirtió en enfermera de primera línea desde que los casos de COVID-19 comenzaron a abarrotar los hospitales de Michigan y de forma especial el Hospital Henry Ford, donde ella trabajaba.

La profesional habría presentado síntomas a finales de marzo cuando la tos y una fiebre alta la atacaron.

En poco tiempo la enfermera perdió el sentido del olfato y el gusto, además sufría de asma lo cual la dejaba en una posición más vulnerable.

Lisa intentó hacerse la prueba diagnóstica en dos oportunidades y cuando finalmente pudo acceder a ella su resultado fue positivo, estaba contagiada de coronavirus.

Según sus familiares, la entregada mujer hubiese celebrado su cumpleaños número 54 el próximo sábado, pero tuvieron contacto con ella por última vez el martes pasado. Sólo un día después, una amiga cercana acudió a su residencia para encontrarla sola y sin vida.

«No hay palabras adecuadas para describir lo entristecidos que estamos. Nos duele el corazón por la familia, amigos y colegas de nuestros empleados. Como proveedores de atención médica en la primera línea de esta pandemia, sabemos que no somos inmunes a sus efectos traumáticos», dijo el presidente y CEO de Henry Ford, Wright Lassiter.

La familia de esta enfermera terminó con el corazón destrozado al saber que la entrega y amor de Lisa por su carrera le han costado su propia vida.

“Es bueno saber que estaba tan dispuesta a estar en la primera línea, pero también da miedo por los que todavía están en allí. Siempre piensas que no puede afectarte hasta cierto punto. Así que esto me ha hecho ver la dura y dolorosa realidad”, dijo la sobrina Carly Ewald.

Lisa era una enfermera veterana con más de 20 años de experiencia pero no por ellos estuvo exenta de esta terrible enfermedad que ha acabado con la vida de miles de personas en este mundo.

Su caso ha creado gran controversia, debido al retraso en la aplicación de la prueba diagnóstica, ante este debate, el hospital intentó excusarse a través de un comunicado.

“Con respecto a las pruebas de los empleados, nos adherimos estrictamente a las pautas de los CDC. Actualmente, los CDC recomiendan evaluar a los empleados sólo cuando se vuelven sintomáticos«, escribió el vocero del Henry Ford Health System

No obstante, para la familia el asunto es aún bastante difícil de asimilar pues hubiesen deseado que el hospital tuviese la misma entrega como la que ella demostró durante años hacia sus pacientes.

«Ella se preocupaba más por otras personas que por ella misma. Y eso es lo que me molesta «, dijo Carly. 

Lamentamos mucho esta pérdida y duele saber que tantas personas están agonizando o muriendo solas en sus casas a causa de esta pandemia.

El personal médico siempre será el más expuesto, por eso es necesario que los gobiernos y organizaciones colaboren para proveerlos de los insumos necesarios para su protección durante el trabajo, pero tu también puedes ayudarlos cuidándote y quedándote en casa.

Comparte esta lamentable noticia, envía tus condolencias y ayúdanos a transmitir el mensaje: permanecer en casa es la mejor manera de ayudarles. ¡Descansa en paz, Lisa Ewald!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!