En el hospital lloran la pérdida de una enfermera que hasta su último suspiro luchó contra el virus

El personal sanitario ha jugado un papel vital y protagónico ante la arremetida del COVID-19 en todo el mundo, lamentablemente muchos han resultado contagiados y han perdido la vida. Tal es el caso de una veterana enfermera en los Estados Unidos, que entregó hasta el último aliento de vida para ayudar a los contagiados.

Araceli Buendia Llagan era una mujer latina de 63 años que vivía en Pembroke Pines, Florida. Dedicó treinta y tres años de su vida a trabajar como enfermera en instituciones de salud como el Hospital Jackson Memorial y la Cleveland Clinic.

Parte de su tiempo en el ejercicio profesional lo dedicó a preparar y entrenar a las nuevas promociones de enfermeras del hospital Jackson.

Su vocación de servicio quedó demostrada en plena pandemia del COVID-19, entregándose a la noble labor de atender a la gran cantidad de contagiados con el virus.

Lamentablemente, el pasado sábado la institución de salud informó el deceso de la admirable enfermera, producto de las complicaciones en su organismo derivadas de la pandemia.

«Nuestra familia lamenta la pérdida de la enfermera Araceli Buendía Llagan, quien falleció recientemente por complicaciones de COVID-19«, dijo un vocero de la institución en un comunicado público.

Araceli es la segunda trabajadora del sector salud en el sur de la Florida que ha fallecido a causa de la pandemia, y a la vez la segunda que dio positivo al virus en el mes de marzo, en el hospital donde trabajaba.

Otra enfermera de nombre Herine Baron del Centro Médico Jackson North, contrajo el COVID-19 al igual que su pequeño hijo de 7 meses de edad. Pero Herine está en aislamiento y a través de su canal de YouTube, les informa a las personas sobre toda la evolución de la enfermedad.

También el doctor Alex Hsu, quien trabajó durante 25 años en el Norwest Medical Center en Margate, perdió su batalla ante complicaciones provocadas por el virus a sus 67 años.

Son pérdidas lamentables desde todo punto de vista, especialmente por ser profesionales entregados a ayudar a muchas personas.

Los representantes del hospital Jackson consideran al personal médico sanitario como verdaderos héroes que arriesgan su vida por otros.

“Mientras batallamos en esta crisis de salud mundial, enfermeros, rescatistas y personal médico en todo el mundo están sirviendo en la primera línea de batalla. Estos profesionales de la salud, como Araceli, son los verdaderos héroes, y los aclamamos a todos”, afirmó el comunicado del Jackson.

Los números de contagiados en Florida suben a diario, así como los fallecimientos, y por desgracia entre ellos se incluye personal médico. En Estados Unidos se han registrado 277.985 pacientes infectados con coronavirus y 7.146 fallecidos.

Por tal razón, para ellos las medidas extremas de prevención, y los materiales e insumos de protección individual deberían estar garantizados para todo el personal sanitario.

Reconozcamos el esfuerzo que hacen los miembros del personal sanitario para salvar vidas humanas ante la pandemia incluso sacrificando la suya. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!