En 10 días el coronavirus acabó con la vida de una mujer y sus 3 hijos devastando a su familia

Muchos de los que pensaron que el coronavirus era un simple virus, han tenido que retractarse ante las terribles cifras de fallecidos e infectados que se manejan a nivel mundial.

Al menos 102.000 personas han perdido la vida en cuestión de meses a causa del COVID-19 pero esto quizás no suene tan trágico como cada una de las historias que hay detrás de este número.

Un caso bastante doloroso es el de una familia de Nueva Orleans, Luisiana, que ha perdido al menos cuatro integrantes en sólo 10 días.

Antoinette Franklin, de 86 años, falleció junto con sus hijos Herman Franklin Junior, Anthony Franklin Senior y Timothy Franklin, de 61 años, quienes perdieron la batalla contra el coronavirus entre el 20 y el 30 de marzo.

Tanto los familiares como la comunidad han quedado en shock al saberse la noticia, la cual fue confirmada Oficina del forense de Nueva Orleans.

El mencionado ente gubernamental corroboró que tanto Antoinette como sus tres hijos habían dado positivo al COVID-19.

El primero en fallecer fue Herman, quien dio su último suspiro el 20 de marzo y dejó a ocho hijos embargados de dolor. Pero como si esto no fuese suficiente, tres días después el luto se hizo doble al enterarse del fallecimiento de la abuela Antoinette.

Posteriormente, falleció Anthony y el último integrante en perder la batalla contra el virus fue el señor Timothy que murió el 30 de marzo.

Herman Franklin Jr murió a sus 71 años.

Anthony Franklin Junior despidió en sólo diez días a su abuela, su padre y a dos de sus tíos.

“Mi tío falleció, mi abuela falleció, mi padre falleció y luego falleció mi otro tío. Esto horrible», dijo Anthony Jr.

Anthony Franklin sería el menor de los hermanos, falleció a sus 58 años.

Por más que cualquiera intente entender un poco el dolor de estas personas, la verdad es que lo que deben sentir es realmente inimaginable. Por tales motivos la viuda de Anthony, Jacqueline Franklin, desea que todos comiencen a tomar consciencia sobre la gravedad de esta situación.

“Quiero que el mundo sepa que si le sucedió a la familia Franklin también le podría ocurrir a otra. Tomemos esto en serio. Mis hijos tienen que despedirse de su padre, su preciosa abuela y sus tíos”, dijo Jacqueline.

El señor Timothy Franklin murió de coronavirus a sus 61 años.

Esta familia celebró un pequeño servicio fúnebre en memoria de sus familiares el pasado 04 de abril en la Iglesia Bautista Ebenezer, a la cual señora Antoinette había asistido por años. Una ceremonia breve e íntima dada las restricciones que aún existen a causa de la amenaza a los contagios por el virus. 

El coronavirus no discrimina y tampoco entiende de dolor. Envía tus condolencias a estas personas y comparte esta noticia para que otros tomen esta situación con la seriedad que amerita.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!