El insólito caso de los trabajadores que no se habían enterado de la pandemia de COVID-19

Todos los medios de comunicación reseñan noticias sobre el COVID-19 y los estragos que ha causado en el mundo entero. Sin embargo, hay personas que no se habían enterado de lo sucedido por vivir en zonas rurales muy alejadas y que dependen de radio y cobertura para lograr comunicarse con el exterior.

Esto fue lo que sucedió a los trabajadores del campo en una zona rural de Argentina, en las afueras de la población de El Calafate en la Patagonia.

Se trata de un grupo de aldeas que viven realmente apartadas. Para hacer llamadas tienen que caminar un poco y buscar algún lugar en donde la cobertura sea la apropiada.

Normalmente, escuchan los noticieros a través de la radio pero hubo un lugar en donde se quedaron sin baterías y pasaron meses sin sospechar que en el mundo entero se había declarado una emergencia de salud por el coronavirus.

“Había peones de campo que no sabían de la pandemia porque se quedaron sin pilas en sus radios”, aseguró un portavoz.

Los habitantes de la aldea La Josefina se encuentran a unos 130 kilómetros de la localidad de Tres Lagos. Normalmente, compran insumos cada cierto tiempo y cuando se dirigieron allí quedaron extrañados de ver que todo estaba cerrado.

En la ciudad apenas viven cerca de 20 mil personas.

Unos días después un policía de la División de Operaciones Rurales los visitó para llevarles gas, alimentos y productos básicos. Fue entonces cuando se enteraron de lo que estaba sucediendo.

“Lo tomaron con sorpresa, pero tranquilos. Ninguno se alarmó. Pasan mucho tiempo en soledad y no están preocupados por el virus”, aseguró René Caro, un miembro de la policía.

Para muchos de nosotros, esto parece realmente imposible pero se trata del día a día de quienes viven en zonas alejadas. En las zonas rurales de Calafate son pocas las aldeas que cuentan con un televisor así que la mayoría utiliza los radios para escuchar las noticias. Tienen dispositivos celulares pero son muy poco utilizados por los problemas de señal.

“Lo vemos extremo, pero esta es la realidad. Esto es lo que pasa en el campo”, explicó Caro.

Es un alivio saber que las autoridades los visitaron para explicar lo sucedido y llevar provisiones como bombonas de gas y alimentos. Sin embargo, esto también ha despertado un fuerte debate sobre la necesidad de proveerles mejores medios de comunicación y asegurarnos de que a estas personas jamás les falte nada.

¿Te imaginas haber pasado meses enteros sin saber sobre el coronavirus? Comparte esta curiosa noticia para dar a conocer lo que sucedió en estos campos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!