«No había mascarillas para ella” – Su familia la encuentra sin vida tras trabajar en el hospital

Si hay algo que todos hemos aprendido en medio de los difíciles días de pandemia, es que todos los empleados del sector de salud han sido los verdaderos héroes.

Lamentablemente, todo su sacrificio y labor no son reconocidos e incluso se ven en la necesidad de trabajar sin contar con los equipos de protección tan necesarios para que no se contagien de coronavirus.

“Cuando llegó al trabajo le dijeron que no había máscara para ella”, explicó David.

El COVID-19 se propaga con mucha facilidad, de modo que el uso de guantes y tapabocas son vitales para aquellos que se encuentran atendiendo a los enfermos. Por desgracia, parece que muchos son dejados a su suerte.

Una enfermera llamada Danielle DiCenso perdió la vida después de trabajar sin utilizar equipos de protección.

Danielle perdió la vida con apenas 33 años de edad.

Danielle DiCenso siempre dio lo mejor de sí en su trabajo, pero perdió la vida tan solo un par de semanas después de haber realizado un turno sin utilizar tapabocas. Su esposo, David DiCenso, se encuentra con el corazón roto pero quiere alzar la voz para que nadie más tenga que pasar por esta indignante situación.

Danielle vivía en el estado de Florida en los Estados Unidos.

Danielle sabía que en el hospital necesitaban toda la ayuda que fuese posible, así que decidió cumplir con su turno de todas maneras.

Unos días después comenzó a mostrar los primeros síntomas y decidió hacerse una prueba. Los resultados llegaron como inconclusos así que permaneció aislada en su sala para cumplir una cuarentena preventina.

“Durante 5 días su fiebre no paraba de subir. Fue horrible”, recuerda David.

Pensaron que la situación no podía ser tan grave. Después de todo, Danielle era joven y no tenía ninguna problema de salud previo. Desgraciadamente, no ganó la batalla contra el virus y su familia la encontró sin vida.

Resulta verdaderamente indignante pensar que todo esto pudo haberse evitado si hubiese contado con el equipo de protección.

La dedicada enfermera deja atrás a un niño de tan sólo 4 años de edad que nunca logró despedirse de su madre.

Alzamos la voz en contra de esta situación tan terrible. Ahora más que nunca debemos ayudar a los médicos y enfermeras. Ellos están arriesgando sus vidas cada día y lo mínimo que merecen es contar con las herramientas y equipos de protección necesarios.

Acompañamos a David y a su hijo en estos momentos tan difíciles. El caso de Danielle tiene que darse a conocer para que nadie más pase por esto. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!