Captan el drama de un anciano cuando recibe los restos de su fallecida esposa sin decirle adiós

No hay nada más difícil que tener que decir adiós a nuestros seres queridos. La pandemia y la crisis que ha generado el coronavirus hacen esto aún más duro. En ocasiones, hay quienes ni siquiera cuentan con la oportunidad de dar un último abrazo a sus familiares.

“El proceso normal para superar un duelo ha sido completamente alterado”, aseguró un rabino.

Por si esto fuese poco, los ritos funerarios a duras penas pueden llevarse a cabo para cumplir con las medidas de seguridad y aislamiento social. Jim Harris es un anciano que se encuentra enfrentando la pérdida de Judy, quien fue su compañera durante muchos años.

Todavía no se ha aclarado a los medios si Judy perdió la vida por COVID-19.

Está completamente prohibido en la mayor parte del mundo llevar a cabo funerales convencionales o cualquier tipo de reunión con un gran número de personas. Esto afecta enormemente la manera en que Jim ha tenido que lidiar con su duelo.

“Hay elementos durante el duelo que son muy necesarios pero ahora son imposibles: los abrazos, los besos y la cercanía de los miembros de la familia”, aseguró el director de una casa funeraria.

En cuanto llegó a una sucursal de All-States Crematorium en Colorado, recibió indicaciones de que debía retirar las cenizas de su esposa a través de una ventana en el estacionamiento.

Se trata del nuevo procedimiento que la empresa lleva a cabo para poder cumplir con las normas de distanciamiento social. Después de firmar unos papeles, Jim toma la pequeña caja de madera con lágrimas en los ojos.

“Estamos preparados para hacer los arreglos por medios digitales. Queremos ayudarlos a pasar este momento tan duro con todas las comodidades posibles”, aseguró un portavoz del crematorio.

Un fotógrafo capturó el emotivo momento en que el afectado Jim toma las cenizas de su esposa.

Harris, al igual que muchas otras familias tuvo que realizar todos los trámites por vía telefónica y utilizar equipos de protección para poder acudir al crematorio. Esperamos que este dulce anciano cuente con mucha fuerza para poder sobrellevar este momento tan doloroso.

“Qué dolor saber que ahora tendrá que seguir pasando los días de duelo sin poder abrazar a sus familiares por las normas de aislamiento. Me rompe el corazón”, opinó un usuario en las redes.

Nos unimos a todas las personas que han tenido que perder a alguien en medio de esta difícil lucha contra el coronavirus.

Debemos permanecer en casa y dar lo mejor de nosotros para que todo esto pase lo más pronto posible. A pesar de las normas de cuarentena, siempre podemos llamar y mantenernos en contacto con las personas mayores para que no se sientan muy solos durante estos días.

No dudes en compartir esta nota para ayudar a crear conciencia sobre la delicada situación que muchos ancianos están enfrentando.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!