Difunden vídeos del curioso método usado por los peluqueros chinos para protegerse del COVID-19

La pandemia de coronavirus ha desatado el pánico entre la población, millones de personas se encuentran aisladas en sus casas, o si tienen que estar afuera por cualquier motivo, la angustia y la preocupación les hace presas fáciles y se apodera de su cotidianidad.

Nadie escapa a esta situación, tampoco los peluqueros y estilistas chinos que, por miedo a quedar infectados por el COVID-19, han tenido que comenzar a usar palos para cortar el cabello de sus clientes a una distancia prudencial.

Se trata de unos palos de metro y medio de largo equipados con máquinas de afeitar, peines, secadoras y cepillos, entre otros implementos propios del oficio de los cabellos y las tijeras.

Todo ello surgió por encontrarse muy apegados a las recomendaciones sanitarias y abocados a proteger su integridad de los embates de este virus maligno. Se mantienen a distancia, pero eso sí, no han parado de trabajar.

 “Las herramientas no funcionan tan bien como cuando las tienes en las manos, pero esto es por la seguridad de nosotros y de los clientes”, dijo Wu Junlong, propietario de una barbería de la provincia de Henan, ubicada en el centro de China.

Algunos de los estilistas han publicado imágenes del curioso método para rapar cabezas en las redes sociales mostrando cómo funciona, las cuales se han vuelto virales en los últimos días en el país asiático.

A pesar de las fuertes medidas de protección, la gente aún tiene que vivir el día a día, lo que incluye cortarse el pelo”, aseguró uno de los peluqueros.

Como todos ya sabemos, China ha sido el principal país afectado por la epidemia de COVID-19, con más de 80 mil casos confirmados y casi 3 mil muertes ocurridas a lo largo y ancho de su territorio.

Son quince días al menos los que los ciudadanos debemos pasar aislados en casa para no poner en riesgo ni nuestra salud, ni la de los más vulnerables.

Sin embargo, a pesar de que inicialmente solo iban a permanecer abiertas las farmacias, los establecimientos de alimentos y, por supuesto, los hospitales, estos profesionales de la peluquería siguen acudiendo a sus puestos de trabajo.

No parece que la situación en la que nos encontramos en la actualidad con el coronavirus, una situación de naturaleza temporal y no definitiva, pueda ser considerada como causa que justifique acudir al despido individual o colectivo.

Pero, la realidad dice otra cosa. Algunas personas que se están negando a acudir a su puesto de trabajo por ser vulnerables, o porque ya padecen alguna enfermedad, se han encontrado con aquello tan añejo de “si no vienes a trabajar, a la calle”.

Ten en cuenta que, dadas las circunstancias provocadas por el coronavirus y las restricciones de movilidad establecidas, la mejor recomendación es quedarnos en casa. Comparte este curioso método.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!