Cuatro niñas sacrifican sus ahorros para ayudar a los héroes que luchan contra la pandemia

La crisis global ocasionada por el coronavirus no sólo ha desatado la histeria de la población, sino un profundo sentido de solidaridad tanto en personajes reconocidos como en pequeños héroes sin capa que están dispuestos a entregar lo que tienen para ayudar a quienes se enfrentan de cara con el virus.

Este es el caso de unas niñas australianas que decidieron reunir todos su ahorros para hacer un regalo a los héroes con bata que están luchando contra el virus asesino.

Las hijas de Kaleisha Pilkington tienen un gran corazón y aunque aún son bastante pequeñas no están alejadas a la situación y saben el peligro que corren los médicos y enfermeros al tratar a los pacientes infectados con el coronavirus.

Por esa razón, decidieron tener un pequeño gesto de agradecimiento por su trabajo.

Las pequeñas sorprendieron a quienes ellas consideran «superhéroes en uniforme» en el Hospital Fiona Stanley en Perth no sólo con las cestitas llenas de refrigerio, sino con una emotiva nota.

«Queridos superhéroes en Scrubs, es posible que algunos días deseen rendirse, tal vez admitir la derrota. Días en los que no pueden detenerse o incluso comer algo.

La situación es alarmante, sabemos que faltan recursos, esperamos que esto los ayude cuando necesiten un refrigerio», escribieron las hermanitas.

«Cuando tengan un segundo para respirar, y realmente esperamos que lo hagan, tomen un bocadillo… mejor aún, dos. Con amor a la familia Pilkington», finalizaba la carta.

Las pequeñas encontraron un modo bastante amable de regalarles no un snack, sino una gran motivación a los profesionales de la salud y su gesto fue reconocido por muchos en las redes sociales.

En relación a los elogios que han recibido sus hijas, la Sra. Pilkington decidió enviar un mensaje bastante claro.

“Solo espero que todos los padres recuerden que estamos criando a la próxima generación y tenemos que enseñarles a ser las personas que el mundo carece actualmente: humanos empáticos, atentos y amables”, dijo Kaleisha.

En Australia el número de infectados por coronavirus se disparó a más de 720 durante la noche y los médicos hacen todo lo posible por controlar la situación y evitar que los contagios se salgan de las manos como ha pasado en Italia. Sin embargo, ellos no pueden hacer esto solos.

Es necesario que todos los ciudadanos sin excepción acaten las medidas impuestas por el gobierno. 

No sólo los adultos mayores están expuestos ante el mortal virus, pues los casos recientes han demostrados que el COVID-19 también ataca a los más jóvenes. De hecho, en Australia se registró el caso de un niño de un año como el más joven en contraer la pandemia en ese país.

Esperamos que el gesto de estas pequeñas nos motive a ayudar de una u otra manera a quienes luchan contra la enfermedad. Compártelo. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!