Yalitza Aparicio rinde homenaje a sus raíces con el segundo vestido que pocos pudieron ver

Los ojos de todo México y del mundo entero estuvieron puestos en Yalitza Aparicio, la noche del pasado domingo en la Premiación de los Óscar 2019. Y es unánime que no decepcionó en ningún momento. Luciendo un vestido azul celeste, una transparente sonrisa y con su mamá de la mano, demostró al mundo que la verdadera belleza es la que procede del alma y no tiene nada que ver con renunciar a las raíces.

Pero muy pocas personas pudieron verla con un segundo vestido, que más allá de su belleza, ha sorprendido a miles de personas al revelarse la historia que hay detrás.

Yalitza quiso con un detalle aparentemente sin valor, rendir un claro homenaje a México y a su cultura.

Se trata de una prenda strapless con un top en color blanco con textura y bordados en rojo y una falda larga de tela ligera que cae desde su cintura. El vestido contiene un bordado típico mexicano en la parte superior.

La hacía lucir como toda una princesa orgullosa de sus raíces.

Fue diseñado especialmente para Yalitza por Sandra Weil, quien afirmó que se inspiró en lo que significa la esencia de la protagonista de “Roma” y su profunda historia familiar.

“El segundo look de @yalitzaapariciomtz en la noche del Oscar es un diseño firmado por @sandraweilstudio e inspirado en los trajes y textiles tradicionales de Oaxaca, en particular en los textiles originales que su propia familia elabora en San Miguel Copala, bordando todo a mano“, reveló una revista de moda.

Un detalle adicional es que la falda también poseía plisado, así como bolsas invisibles en ambos lados. Y algo más que sorprendió a muchos: el nombre de Yalitza bordado por dentro.

Un boseto del diseño del vestido fue compartido en las redes sociales

Pero lo que Weil confesó después conmovió a miles de personas. Dijo que “los bordados del top fueron realizados por la tía y la abuela de Yalitza, pues quería incluir esa parte indígena, pero respetando las tradiciones y la cultura mexicana”.

Además, muchos quedaron impactados al conocer que la familia de Yalitza tardó una semana en crear las cintas, y una vez que ella las recibió invirtió alrededor de 100 horas más en cortarlas, bordarlas y colocar pedrería a tono para darle un toque moderno.

La falda está inspirada en el vestuario de tehuana, un atuendo típico del pueblo donde nació la actriz, San Miguel Copala, en Oaxaca.

Si bien Yalitza ya había sorprendido con su primera aparición, todos los detalles del segundo atuendo no han pasado desapercibidos y ha sido aplaudido por miles el hecho de que mantenga su naturalidad y espontaneidad, siendo fiel a sus orígenes indígenas. Y todo a pesar de las innumerables críticas que ha recibido por ir en contra de los cánones de belleza establecidos en la actualidad.

Instagram

Aunque no se llevó el Óscar a casa, ella es la verdadera ganadora para muchos.

Déjanos saber qué opinas de los emotivos detalles que hay detrás de este segundo vestido de Yalitza y compártelo en tus redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!