«Vimos un milagro» – 90 horas después rescatan a una niña entre los escombros del terremoto

Hacia finales del mes de octubre, un terremoto se produjo en el Mar Egeo causando un efecto devastador en Turquía y Grecia. Más de 20 edificios colapsaron en Esmirna y desde entonces, los rescatistas han trabajado sin descanso para salvar a cientos de personas que quedaron atrapadas.

Durante este tipo de emergencias, las primeras horas de búsqueda resultan claves. Sin embargo, cuatro días después del terrible terremoto, alguien logró escuchar los gritos de una niña que pedía ayuda.

Después de varios días, las posibilidades de conseguir personas con vida comienzan a disminuir significativamente. Sin embargo, un rescatista escuchó la voz de una niña y pidió de inmediato a sus compañeros que hicieran silencio.

Se acercaron en la dirección de aquel sonido y minutos más tarde quedaron en shock al comprobar que había una pequeña de tan solo 4 años de edad pidiendo ayuda sin lograr moverse entre los escombros.

“Nos pidió agua y sonrió. Estaba esperando por nosotros”, dijo Nusret Aksoy, el rescatista que la escuchó.

Su brazo era lo único que sobresalía en medio de los restos de concreto. Se encontraba en una zona que solía ser una cocina, la lavadora y el lavavajillas habían quedado en tal posición que la protegían del derrumbe. 

Para sorpresa de todos, la niña no había sufrido ninguna herida grave. En cuanto vio a los rescatistas les dijo su nombre y les aseguró que estaba bien.

“Han pasado más de 90 horas y hemos presenciado un milagro. Han sido horas de mucho dolor, pero esto significa una gran alegría para nosotros”, dijo el alcalde de Esmirna, Tunc Soyer

La pequeña fue cubierta con una manta y la trasladaron en una ambulancia al centro de salud más cercano. Todo parece indicar que logrará recuperarse por completo en cuestión de días.

Cuando el terremoto ocurrió, la niña se encontraba junto a su mascota. El perrito también logró sobrevivir, lamentablemente, horas después los rescatistas hallaron el cuerpo sin vida de su madre.

Su padre no se encontraba en casa así que sigue con vida y trabajará arduamente para cuidar a su hija.

Agradecemos la incansable labor que los equipos de rescate han estado realizado para ayudar a las víctimas del terremoto. Esta pequeña es un verdadero milagro y esperamos que guarde por siempre el bonito recuerdo de su madre.

Une tu voz y comparte esta noticia para apoyar a Turquía y Grecia en medio de estos momentos tan difíciles.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!