Una joven pareja de españoles pierde la vida mientras disfrutaba unas vacaciones en Sri Lanka

El pasado domingo 21 de abril se produjo un lamentable suceso en Sri Lanka que dejó más de 290 víctimas fatales, y centenares de heridos después de que radicalistas acabaran con la estructura de cuatro iglesias y cuatro complejos hoteleros de lujo, entre esos el hotel Kingsbury.

El empresario Anders Holch Povlsen, dueño de la marca ASOS perdió a tres de sus cuatro hijos mientras disfrutaban en familia las vacaciones de Semana Santa.

María González y Alberto Chaves, una joven pareja de españoles, se hospedaban en el hotel Kingsbury en el momento del ataque.

Los jóvenes de origen gallego estaban en la isla durante la temporada vacacional cuando fueron sorprendidos por el suceso que les cegó la vida injustamente.

Hasta el momento son las dos únicas personas de nacionalidad española que se han registrado como afectadas de tan lamentable cadena de sucesos.

María, es hija única, tiene 32 años, es de Pontecesures y viajó junto a Sri Lanka para encontrarse con su novio Alberto, de 31 años, nacido en Rianxo que trabajaba en la India en una filial de Profand, una empresa española.

La pareja vivía en el concello de Pontevedra Pontecesures, aunque temporalmente él había establecido su residencia en la India por trabajo.

Mientras que María trabajaba en la empresa de su padre, dedicada a la equipación de trabajo y componentes de seguridad laboral.

Decidieron encontrarse durante las vacaciones para disfrutar juntos, y viajaron a Sri Lanka, el último contacto que habían tenido con su familia había sido el sábado. María y Alberto cenaron en el hotel la noche anterior al suceso, se regresaban el domingo.

Su familia presentía que habían sido afectados porque no lograban comunicarse con ellos, vivieron momentos de angustia y dolor. Ayer pudieron confirmar a través de un comunicado oficial su fallecimiento.

El Ministerio de Exteriores confirmó la noticia después de que el personal de la embajada de España viajara a Sri Lanka desde la sede diplomática en Nueva Delhi para identificar los cuerpos.

En el proceso, los tatuajes de la pareja fueron claves para facilitar su reconocimiento. Actualmente, la embajada se encarga de las gestiones necesarias para emitir los certificados de defunción de parte de las autoridades judiciales de Sri Lanka.

Los condellos de Pontecesures y Rianxo decretarán jornadas de luto, las autoridades españolas y varias figuras públicas se han pronunciado para expresar sus condolencias por el lamentable hecho.

Entre las víctimas se encuentran 32 personas de nacionalidad extranjera que disfrutaban la temporada vacacional.

Compartimos un mensaje de solidaridad con las víctimas y sus familiares, se espera que en las próximas horas los parientes de la pareja reciban noticias sobre su repatriación.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!