Un estudio revela que besar a un hombre con barba transmite más bacterias que un perro

La barba desde hace mucho tiempo tiene su historia y significado, desde la antigua Grecia se consideraba que la barba era símbolo de virilidad, incluso, los soldados que mostraban indicios de cobardía eran castigados afeitándoles su barba.

La barba es para algunos hombres mucho más que un atractivo. 

Aunque el tiempo ha cambiado y los soldados lucen totalmente diferentes, lo que no podemos negar es que actualmente son más los hombres que deciden lucir su barba, bien sea porque su apariencia se ve más robusta o por moda.

El enigma de sus ojos puede estar asociado a su barba. 

A muchas mujeres les resulta atractivo un hombre con barba, aunque puede ser incómodo besarlos, al final terminan acostumbrándose y adaptándose a esa pequeña capa de vellos que cubre la cara del hombre que aman.

Una pequeña colcha de vellos llena de sorpresas.

Sin embargo, un reciente estudio ha publicado algunos resultados sobre la barba que seguramente te harán cambiar de opinión. La barba tiene más gérmenes que un perrito, según el resultado arrojado por el estudio de un grupo de científicos suizos.

Es un buen momento para considerar volver a besar a un hombre con barba.

Investigadores de la Clínica Hirslanden, Suiza, tomaron muestra del vello facial de 18 hombres entre 18 y 76 años de edad y del cuello de 30 perritos de diferentes razas,  encontrando resultados sorprendentes entre ambos.

Aunque ambos parezcan irresistibles los perritos son más limpios.

Todas las barbas tenían bacterias, unas más repugnantes que otras revelando una gran cantidad de microbios, siete de los hombres analizados tenían bacterias consideradas un riesgo para la salud, mientras que los perritos probaron niveles medios o bajos registrados. El autor del estudio es el profesor Andreas Gutzeit  menciona al respecto:

“Sobre la base de estos hallazgos, los perros pueden considerarse limpios, en comparación con los hombres barbudos”.

Sin saberlo, en la barba se pueden ocultar muchas cosas. 

Estos resultados se refuerzan con un estudio realizado en Nuevo México por el microbiólogo John Golobic para Quest Diagnostic, los resultados han concluido que en la barba se encuentran bacterias que habitualmente habitan en la materia fecal y en los intestinos.

La barba: un cómodo nido para muchas bacterias. 

Tanto la teoría de Golobic como la de Gutzeit indican que besar a un hombre con barba en la boca o incluso en la mejilla transmite más baterías que el pelo de un perrito.

El vello en la zona de la cara es más propenso a atrapar suciedad y baterías que pueden conducir a infecciones como foliculitis.

El cuerpo y la mente deben lucir saludables. 

BBC

Si tienes barba lo más recomendable es que tengas extremo cuidado e higiene. Quizá los besos que des no sean tan limpios como crees, utiliza acondicionador y cuídala tanto para que tus besos sean tan dulces y suaves que provoque acariciarla.

No dejes que la barba sea un nido de bacterias. Ayuda a compartir la nota para que más hombres cuiden lo que consideran su principal atractivo, y sobre todo para que no juzguen a los perros.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!