Una enfermera se apiada de los abuelos que esperaron fuera del hospital para ver a su nieto

La pandemia ha cambiado la vida de muchas personas, algunos están destrozados por la pérdida de algún familiar, amigo o conocido. Mientras que otros se han sensibilizado aún más y se han sumado a diferentes causas en apoyo a los afectados por el COVID-19.

Lo cierto es que con dolor o tristeza la vida continúa y de una u otra forma hay que hallar los modos para salir adelante.

Precisamente este aprendizaje es el que han enviado unos abuelitos de Montgomery, Alabama, que ante la prohibición de visitas no pudieron estar en el nacimiento de su segundo nieto, pero nada de esto fue suficiente para ellos.

Christi y Charlie Edwards hicieron algo increíble para poder acompañar a los emocionados padres del pequeño Tommy Edwards y Emily Yates. 

Tucker Thomas Edwards nació el 22 de abril y sus abuelitos paternos estaban realmente tristes por no estar en el Baptist Medical Center East para poder recibirlo. No obstante, estos abuelos amorosos se mantuvieron a las afueras de centro de salud a la espera de la gran noticia.

«Estuvimos bajo esa ventana todo el día. Sí, esto es una nueva normalidad para nosotros, ¡pero la gracia de Dios es perfecta!», dijo Christi Mann Edwards, la madre de Tommy.

A los orgullosos abuelitos se les unieron la madre de Emily, Scarlett, y la mejor amiga Abbie. Los cuatro esperaron hasta la noche cuando pudieron ver al pequeño desde una ventada del hospital.

El momento quedó inmortalizado en unas emotivas fotografías

El pequeño nació a las 9:04 de la noche y el orgulloso papá se acercó a la panorámica junto a una enfermera anónima que con guantes y tapabocas cargaba a la criatura, incluso la alzó para que los familiares pudiesen ver mejor.

Las abuelita Christi a la espera de su nieto.

Al día siguiente, la emotiva imagen fue compartida por la orgullosa abuela en Facebook y su hermoso gesto fue reconocido por todos. 

“¡Todos conozcan a Tucker Thomas Edwards! 3,3 kilos y 19.5 cm de largo. ¡Otro perfecto hijo de Naana! Estamos muy orgullosos. Mamá está muy bien y papá está en la nube 9”, escribió Christi.

A pesar de las prohibiciones que existen en muchos lugares a causa de la pandemia del coronavirus, esta familia de Alabama encontró un modo especial cómo celebrar al nuevo integrante de su hogar.

No cabe duda que pese a todo lo amargo que se vive en el mundo es importante mantener los ánimos arriba para superar las adversidades juntos y celebrar el milagro de la vida es el mejor modo para hacerlo.

Aunque no sea sencillo, hacer lo mejor y correcto en momentos como estos es algo realmente digno de valorar, así que aplausos para estos abuelos, a los padres y al bebé, comparte esta historia y envíale a la familia todas tus bendiciones.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!