La enfermera que atiende a los pacientes de COVID-19 en ropa interior responde a las acusaciones

Desde que inicio la pandemia por COVID-19 el personal de salud de los países afectados ha trabajado arduamente por salvar la vida de miles de pacientes. En las redes han circulado diversas imágenes de enfermeras y médicos exhaustos tras largas jornadas e incluso algunos que han sufrido lesiones en sus rostros por los equipos de protección usados durante tantas horas.

Pero esta semana, una fotografía tomada en un hospital ruso ha llamado la atención de miles de usuarios en las redes que la han catalogado como atrevida.

Se trata de la imagen de una enfermera que decidió atender a sus pacientes utilizando sólo lencería debajo de su bata protectora transparente, eludiendo así su traje de enfermera y dejando al descubierto su figura.

Se trata de Nadia, cuyo apellido no ha sido revelado, quien trabaja en un hospital en Tula, a 160 kilómetros al sur de Moscú, Rusia.

Al parecer, la chica de 23 años se sintió sofocada con su uniforme de trabajo y decidió despojarse de él mientras continuaba con sus labores en el hospital como si el asunto fuese algo normal.

Aunque la joven profesional fue amonestada por la institución, resultó curioso que ninguno de sus pacientes o los demás compañeros de cama presentaran alguna queja por la inusual actitud.

El asunto fue tomado con bastante humor por algunos, pero no por los directivos del hospital que decidieron castigar a la enfermera por «incumplimiento de los requisitos de vestimenta médica”.

La joven se encargaba de atender a los pacientes masculinos de un área destinada a los infectados con COVID-19 y en el momento de ser amonestada explicó a los directivos del Hospital Clínico Regional de Tula que «no se dio cuenta de que el equipo de protección individual que usaba cuando trataba a pacientes con coronavirus era tan transparente». 

Sin importar su excusa, el ministerio de salud regional informó que «se aplicó una sanción disciplinaria a la enfermera del departamento de enfermedades infecciosas que violó las normas de vestimenta».

Los detalles sobre la sanción no fueron revelados y la enfermera tampoco ha dado ningún tipo de declaración pública. El autor de las fotografías no se ha identificado pero estas se hicieron virales en las redes y diversos usuarios comenzaron a opinar.

«Al menos alguien tiene sentido del humor en esta triste y sombría realidad», dijo Sergey Ratnikov. 

«Todos la señalan, pero nadie prestó atención a que estaba vestida de esta manera debido al calor. Tal vez quiso protestar a la gerencia del hospital por la falta de aire acondicionado», dijo otro usuario.

Haya sido de manera inconsciente o no, lo cierto es que ver a una enfermera atendiendo en lencería no es para nada algo usual y resulta lógico que las imágenes hayan causado furor.

Sólo esperamos que la profesional pueda continuar con su trabajo y atender a los pacientes con el mismo esmero con el cual parece hacerlo. Indistintamente como mujer y profesional merece el respeto de todos en este momento.

Sin duda, es un asunto muy peculiar pero en tiempos de pandemia y de forma especial en este año parece que nada podría extrañarnos demasiado. Comparte esta noticia y déjanos conocer tu opinión sobre las fotografías.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!