Un profesor avergüenza al humilde estudiante que no podía conectar su cámara en la clase

La pandemia ha cambiado la forma de trabajar de todos, en especial de los educadores, que han tenido que adaptarse a un sistema educativo a distancia en el que imparten sus clases en línea.

Son muchas las situaciones desagradables que se han presentado en cuanto a eso, como un video que muestra a un docente en México causando gran malestar en las redes sociales.

El pasado fin de semana estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) compartieron un video en Facebook donde hacían del conocimiento público lo sucedido entre un docente de la institución con uno de sus alumnos.

Se trata de una grabación donde Jorge Santijeral, quien está adscrito al Colegio de Ciencias y Humanidades Plantel Sur de la referida institución, tuvo un comportamiento considerado clasista cuando uno de sus estudiantes no pudo conectarse a la cámara en la clase online.

La institución educativa fue creada para los sectores sociales más vulnerables

Iniciándose el video se puede observar que el catedrático le solicita a todo el grupo que deben encender sus cámaras para comenzar su actividad del día. Uno de los participantes no pudo hacerlo, y le explicaba al docente que tenía la cámara dañada.

“Está descompuesta, está totalmente rota, no puedo sacar mi video”, dijo el educando.

La respuesta no fue del agrado del hombre, y no demoró ni un segundo en refutarla. Para él, era demasiado importante tener la imagen visual de todos sin importar cuán difícil pudiera serlo para algunos, que a duras penas tratan de cumplir los requerimientos.

“¿Entonces qué sentido tiene que tomen clase, si no pueden tener los elementos?”, objetó enfadado Santijeral.

El joven intentó defenderse alegando que muchas familias tienen problemas económicos para subsistir y que apenas les alcanza para cubrir sus necesidades. Y por eso, es difícil contar con los equipos tecnológicos para cumplir los requerimientos académicos que en la actualidad exigen las clases en línea.

“Ese asunto sale sobrando, los pobres ya se quedaron”, alegó radicalmente el profesor.

Lo sucedido provocó un sin fin de comentarios en las redes sociales. La mayoría en contra de la actitud del docente por no hacer el menor intento de ponerse en el lugar del estudiante, que evidentemente no tenía las condiciones para cumplir con lo exigido.

Algunos internautas, por el contrario, manifestaron que las personas no deben tomarse todo de manera tan personal, y que no deberían esperar que todo el tiempo los docentes traten a los estudiantes con guantes de seda como si fueran de cristal porque eso no forja carácter en las personas.

Pero, en todo caso, debemos tener siempre presente que existe una delgada y delicada línea que separa la exigencia de la humillación y desconsideración. Hasta el momento los representantes de la institución no se han pronunciado al respecto.

No dejes de compartir este caso con todos tus amigos, y no olvidemos que en estos tiempos difíciles todos debemos tratar de ser más comprensivos y empáticos con quienes nos rodean.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!