Un niño de 7 años es la primera víctima del huracán Dorian – Su hermana está desaparecida

Desde el pasado domingo el huracán Dorian está causando estragos en Bahamas, la isla Ábaco ha sufrido daños sin precedentes. Según el balance extraoficial de daños más de 13.000 viviendas han quedado destruidas. El gobierno describe el hecho como una tragedia histórica.

Un niño de 7 años se convierte en la primera víctima mortal del huracán, su hermana está desaparecida. Aunque se reportó extraoficialmente que hay cinco personas fallecidas a causa de las devastadoras consecuencias de Dorian.

El pequeño, Lachino Mcintosh, de 7 años, perdió la vida ahogado después de que su familia intentara huir de su vivienda en la isla.

Ingrid Mcinstosh, la abuela del niño, declaró ante los medios de comunicación que su propia hija, de 31 años, fue quien halló el cuerpo sin vida del menor.

Los periodistas intentaban consolar a la señora que lloraba sin cesar por la trágica y dolorosa pérdida de su nieto, aseguró que no ha podido comunicarse con su familia porque las líneas telefónicas no funcionan.

“Vi a mi nieto hace apenas dos días, y me dijo que me amaba. Estamos desconsolados. Su hermana sigue estando desaparecida”, dijo Ingrid.

Lamentablemente, las autoridades prevén que la cifra de víctimas siga aumentando conforme se desarrolle el operativo de rescate, que hasta el momento se ha visto afectado por diversas dificultades.

El huracán Dorian llegó el domingo en la tarde al extremo sur de Elbow Cay extendiéndose hasta la costa este de Gran Ábaco. Desde el huracán Andrew, en el año 1992, Bahamas no había sido afectada por ninguna tormenta de categoría cinco.

En los vídeos publicados por los residentes se aprecian los graves daños causados por el desastre natural. El huracán alcanzó vientos entre 297 y 350 kilómetros por hora.

Los árboles fueron doblados por el viento, los techos de las casas fueron arrasados y las calles están completamente inundadas.

El huracán sigue avanzando lentamente, a 1,6 kilómetros por hora por Gran Bahama, al noroeste del archipiélago.

En las zonas que sacudió el huracán, no hay energía eléctrica, los postes han quedado en las calles, tampoco hay servicio de telefonía, permanecen incomunicados.

Hubert Minnis, primer ministro de Bahamas declaró: “No se puede distinguir el inicio de algunas calles que están completamente inundadas, no se puede diferenciar con el mar”.

Le pidió a la población que mantuviera la calma y que recen para que todo salga bien. Explicó que a pesar de las dificultades hacen el mejor esfuerzo para cumplir con las labores de rescate.

Ahora el huracán continuará su trayectoria hacia Florida, Georgia y las Carolinas en Estados Unidos después de azotar a Bahamas.

Aunque ha sido difícil determinar el rumbo exacto del huracán tal como ha ocurrido con otros, se desconoce por qué la tendencia es reducir la velocidad y permanecer estáticos.

El presidente de Estados Unidos declaró la emergencia para Georgia y Carolina del Sur, así como se ha establecido la semana pasada para Florida. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!