El actor Ferdinando Valencia es señalado por hacer una actividad muy peligrosa con su bebé

El pasado 03 de agosto, el actor Ferdinando Valencia anunció la noticia del fallecimiento de Dante, uno de sus mellizos, que estuvo luchando durante tres meses contra la meningitis.

El actor y su esposa, la modelo Brenda Kellerman, se enfrentaron a la peor experiencia de su vida desde que Dante fue diagnosticado con meningitis bacteriana. A pesar del dolor, intentan salir adelante aferrados al amor de su familia y de su pequeño Tadeo.

Han agradecido todas las muestras de apoyo y solidaridad que recibieron en momentos tan duros mientras cada día le rinden homenaje a su pequeño ángel.

Recientemente, la pareja compartió fotos en sus redes sociales de una actividad que disfrutaron junto a Tadeo. Pero lo que no imaginaron es que publicar su divertida experiencia los convertiría en blanco de crueles críticas.

La familia se ha dedicado a visitar diversos lugares turísticos en México, en Puerto Vallarta nadaron con delfines y publicaron las escenas en sus redes.

Desde entonces se desató una ola de comentarios negativos en su contra. Señalaron al actor por exponer a su bebé a una situación que consideran peligrosa y por apoyar a los parques que tienen delfines en cautiverio.

“Tú disfrutas, pero los delfines sufres, eso es vulnerar sus derechos. Los delfinarios son sinónimos de sufrimiento”, dijo uno de los usuarios de Instagram.

Otro de los usuarios comentó: “Mi humilde opinión es que cuiden mucho al bebé. Pienso que está muy pequeño todavía para sacarlo así. Son inconscientes y no piensan que su hijo es muy chiquito para sacarlo a todos lados, está muy frágil y apenas está agarrando defensas como para que lo expongan así”.

“¿Cómo se les ocurre trasladar a un niño tan pequeño y vulnerable a ese lugar tan concurrido y riesgoso?”, dice otro de los comentarios.

De acuerdo con la información de diversas organizaciones ambientalistas, los animales marinos que están en cautiverio porque son adiestrados para convivir con seres humanos realizando trucos, sobreviven a un constante estado de ansiedad y estrés.

Así que este tipo de actividades en las que se interactúa con ellos siempre supondrá un riesgo, los delfines son animales de grandes dimensiones y con una fuerza muy superior a la de una persona, sobre todo si es un niño. En cualquier momento, el animal podría reaccionar según sus instintos y hacer daño.

Según las estadísticas, se han registrado numerosos ataques de delfines a sus entrenadores que no salen a la luz pública para evitar promover la polémica sobre esta industria del entretenimiento.

Tadeo, quien tiene apenas cuatro meses de nacido, es vulnerable al nado con delfines por el tiempo bajo el sol y en contacto con el agua. Su sistema inmunológico no está fortalecido y podría contraer bacterias presentes en la piscina de los delfines.

La controversia parece no terminar, centenares de usuarios comentan juzgando a la pareja. Hasta el momento, ninguno de ellos se ha pronunciado al respecto y han publicado más imágenes de sus vacaciones.

No te vayas sin compartir y comenta tu opinión sobre este caso en el que los padres de Tadeo son severamente señalados.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!