Un niño de 6 años con espina bífida se reta a caminar 100 metros y consigue más de 100 mil dólares

A pesar de los duros momentos que atraviesa la humanidad a causa de la pandemia, aún quedan cosas muy positivas que deben resaltarse pues nos revelan la existencia de una parte buena dentro de todo este caos.

En esta oportunidad, un niño de 6 años con espina bífida se ha ganado el reconocimiento de todos al iniciar una generosa campaña de beneficencia a cambio de sus esfuerzos por caminar.

Frank Mills, de Victoria Park, Bristol, logró recaudar la cuantiosa suma de 96.000 euros para los servicios de salud de Reino Unido, después de caminar un tramo de 10 metros de pavimento frente a su casa.

El niño la completó con la ayuda de un marco y la única intención de mostrar su apoyo a los trabajadores de la salud, en medio de la crisis desatada por el coronavirus.

Frank se inspiró en los esfuerzos del Capitán de 100 años, Tom Moore, quien dio 100 vueltas fuera de su casa en Bedfordshire para recaudar fondos para el NHS.

Debido a su condición, la columna vertebral del pequeño Mills no se formó de modo correcto en el útero de su madre. Sus primeros pasos los dio hace 18 meses y aún debe esforzarse de sobremanera para lograr recorrer distancias cortas.

Según Janet, la madre de Frank, la idea nació del propio pequeño un mes después de haber iniciado el confinamiento, pues se enteró de la proeza que había realizado el capitán Tom.

“Frank acaba de decir: ‘¡Quiero hacer eso!’. Así que agarramos ese momento mágico de motivación y sacamos su andador afuera para él”, expresó la madre.

Con el entusiasmo de los vecinos y algunos familiares, la madre de Frank decidió apoyarlo y trazó una línea de salida y llegada en el pavimento para motivar al pequeño.

“El entusiasmo de Frank no solo fue sorprendente, sino también inspirador, y cuando le gritó a uno de nuestros vecinos que lo patrocinara, pensamos ¿por qué no? Tal vez podríamos conseguir algunos amigos y familiares para apoyar a Frank”

Janet inició una campaña de JustGiving para recaudar fondos por el esfuerzo del niño y la compartió en Facebook, sin imaginar el revuelo que causaría.

Además de haber nacido con espina bífida, Frank fue un niño prematuro y para sus padres el apoyo que recibieron de los médicos y enfermeras que lo han atendido a lo largo de su vida ha sido algo muy milagroso.

Por ese motivo, no escatimaron en dar todo el dinero recaudado al sistema de salud de su país y más en estos momentos tan difíciles que se viven a causa del coronavirus.

“¡Hemos llamado a este desafío Recaudación de fondos de la línea de meta de Frank, en un momento de gran ansiedad nacional, el Capitán Tom nos ha dado una noticia realmente buena cuando la necesitábamos desesperadamente, especialmente inspirando a nuestro pequeño muchacho Frank».

En una crisis como la actual, en la cual gran parte de las personas atraviesa por dificultades no sólo emocionales sino financieras, que este tipo de iniciativas tengan una respuesta tan avasallante como la que tuvo la de este pequeño es algo súper conmovedor.

Sabemos lo difícil que puede resultar para alguien con espina bífida caminar, pero Frank ha hecho su mayor esfuerzo por el bien de muchos, comparte esta noticia y anima a tus amigos a colaborar así sea con un pequeño aporte.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!