Suspenden al médico que no diagnosticó la condición de Rodrigo, el bebé que nació sin rostro

En otra oportunidad conocimos la historia del pequeño Rodrigo que nació sin ojos, sin nariz y parte del cráneo. Los padres reclaman que una negligencia médica no logró corroborar su malformación en el proceso de gestación.

Ahora hay datos nuevos sobre el caso, especialmente sobre el médico irresponsable.

Artur Carvalho es el obstetra portugués que está siendo procesado por diferentes instituciones de su país, ya que el caso de negligencia con el pequeño Rodrigo no fue el primero en el cual se ha visto involucrado. Es apenas una tragedia de muchas.

En el 2013 el mismo médico se vio involucrado en un asunto similar, específicamente con el nacimiento de la niña Luana, que nació sin mentón y las piernas al revés.

Seis meses de suspensión es la medida que se ha tomado conjuntamente con el ministerio de sanidad a través de diálogos con otros encargados de la salud en Portugal, como lo es el Colegio Oficial de Médicos, quienes están todavía por realizarle un interrogatorio al doctor Carvalho para ahondar sobre su presunta mala praxis.

Por otro lado, la opinión pública ha sido bastante severa con Marta Temido, quien es la encargada del mencionado Ministerio de Sanidad, puesto que han sido muchos escándalos los que han salido a la luz sobre la mala administración en el Sistema Nacional de Salud.

Para colmo de males, el doctor Carvalho no solo ejerce su profesión de médico en la clínica Eco Sado, de la cual es accionista, sino que también trabaja en otros hospitales tanto privados como públicos, por lo que es considerado una amenaza para la salud de los pequeños portugueses.

“La suspensión de Carvalho con suerte tranquilizará a las mujeres embarazadas ahora que ya no está ejerciendo” declaró Alexandre Valentim Lourenco, jefe del consejo médico de la región sur de Portugal

De esta manera es como el caso de Rodrigo, quien nació a comienzos del mes de octubre en la clínica San Bernardo en la localidad costera de Setúbal al sur de Lisboa, ha cruzado las fronteras para crear consciencia sobre los malos diagnósticos en los neonatos.

Por otro lado, el presidente del Colegio Oficial de Médicos, Miguel Guimaraes, también se ha pronunciado sobre el caso y esperan poder resolver la crisis médica por la que están pasando en Portugal.

Mientras se mantiene la polémica, Marlene Simao y su esposo, pasan los días junto al pequeño Rodrigo que aún lucha por su vida en un estado de salud muy delicado.

Ojalá puedan salir adelante, y que se haga justicia, es necesario que todo pueda ser aclarado, tanto por su salud como la de los futuros bebés de su país.

Comparte este avance de un caso que causó conmoción en las redes y sigue dando mucho de qué hablar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!