Rompe el silencio la mujer acusada por operarse más de 50 veces para parecerse a Angelina Jolie

Gracias a Internet y las redes sociales hemos conocido muchísimos casos de personas que son capaces de hacer cosas impensables por obtener algunos cientos e incluso miles de likes.

La experiencia de Sahar Tabar es una que todos conocemos, la famosa mujer iraní que se hizo viral por hacerse múltiples cirugías para parecerse a Angelina Jolie.

Sahar, también conocida en las redes sociales como la “Angelina Jolie Zombie”, ha logrado un nivel tal de deformación en su rostro y cuerpo, que le hace honores al apodo que le han puesto. Recientemente, se ha dado a conocer un mensaje de Sahar, quien al parecer no está muy contenta con las cosas que ha hecho.

Al día de hoy, la joven parece haberse arrepentido y admite que de tener la oportunidad, lo hubiese pensado mucho mejor antes de haberse sometido a las operaciones en cuestión.

Comenta que debió haber escuchado a su madre, quien fue una de las que más insistió en que no valía la pena transformarse solo para captar la atención de sus seguidores en las redes.

Sin embargo, admitió que sus publicaciones de Instagram con cara demacrada, comparada a la de un zombie, también fueron el resultado del maquillaje y la gran edición de fotos.

Sahar Tabar al inicio de su transformación

Ahora Sahar, también insiste en que ya no quiere parecerse a Angelina Jolie, de hecho, nunca lo quiso, sino que su verdadero interés era parecerse al personaje de la película de Tim Burton “El Cadáver de la Novia”. Al parecer lo logró.

“Wow, me gustaría saber por qué tomó esa decisión, realmente hay tantas cosas incomprensibles en la mente de las personas. Nunca se me hubiese ocurrido hacerme algo así. Y lo que es más sorprendente es que tiene muchos seguidores”, mencionó sorprendida una internauta.

El canal dirigido por el régimen iraní IRTV2 presentó a Sahar Tabar, en la imagen con el rostro borroso, como un ejemplo de cómo “la locura de hacerse famoso en las redes sociales ha arruinado una vida real”.

Sahar tiene 486 mil seguidores en su cuenta de Instagram, la cual mantiene de forma intermitente puesto que suele desactivarla y activarla a capricho. De hecho, según recientes reportes, la joven está siendo procesada legalmente en su país por su conducta en redes sociales, ya que en Irán, sus actos atentan contra los códigos de conducta islámicos.

“Es lamentable lo que está pasando, tanto por su salud como por los problemas en que se ha metido esta joven. Creo que las autoridades iraníes deberían preocuparse más por su salud mental que por encontrarla culpable de algo”, comentó otra internauta.

De ser encontrada culpable podría pasar hasta 5 años en prisión e incluso enfrentar la pena máxima que implicaría perder su vida. Lamentablemente se encuentra en apuros. Quién diría que sus travesuras de influencer se le saldrían de las manos.

Ojalá que el trance por el que pasa Sahar sea cuestión de tiempo para terminarse. Todos podemos arrepentirnos por nuestros actos y enmendar nuestro comportamiento para así crecer y vivir dignamente, aunque cirugías estéticas que produzcan cambios radicales ya no se puedan revertir.

Comparte esta inusual historia entre tus familiares y amigos más curiosos. ¿Te atreverías a hacer cambios tan radicales en tu persona para ser famoso y rico?

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!