Hallan rastros de Madeleine en la furgoneta del principal sospechoso

La policía encontró rastros de Madeleine McCann en la furgoneta del principal sospechoso de su desaparición el 03 de mayo de 2007 cuando la niña tenía 3 años.

La menor desapareció de la habitación en la que dormía junto a sus hermanos cuando la familia británica disfrutaba de unas vacaciones en un complejo turístico en Praia da Luz, Algarve, al sur de Portugal.

Su caso se convirtió en uno de los más mediáticos del mundo, y después de tantos años de incertidumbre finalmente el cerco se cierra sobre Christian Brueckner, un hombre alemán de 45 años.

De acuerdo con información de los investigadores a cargo del caso de Madeleine, la policía encontró pruebas en la furgoneta del principal sospechoso, se trata de fibras del pijama de color rosa que usaba la menor cuando desapareció.

Hans-Christian Wolters, quien está a cargo de las investigaciones contra Christian Brueckner, dijo que tienen “nuevos hechos y nuevas pruebas”.

“No se trata de pruebas forenses sino pruebas, y gracias a nuestras pruebas, estamos seguros de que él es quien atentó contra la vida de Madeleine McCann.

Estamos seguros de que lo hizo”, aseguró Wolters según la reseña de un diario británico.

El investigador reveló la información después de que en los medios surgiera el rumor de que hallaron pruebas en el vehículo del sospechoso.

Una periodista de un medio de comunicación televisivo de Portugal, Sandra Felgueiras, entrevistó a Wolters por el aniversario número 15 de la desaparición de Madeleine.

Ella le preguntó si era cierto que habían hallado rastros de Madeleine en el vehículo del sospechoso, y él dijo que no podía ofrecer detalles de la investigación.

El caso de Madeleine está a punto de ser resuelto

madeleine

Sandra Felgueiras insistió y le preguntó al investigador: “Pero no puede negarlo, ¿verdad?”, a lo que él respondió: “No quiero negarlo”.

Durante la entrevista, Wolters dijo que el sospechoso todavía no había sido informado sobre el hallazgo de las fibras del pijama estampado de color rosa, del personaje de Disney de “Winnie the Pooh”, que usaba la noche de su desaparición.

De acuerdo con la legislación alemana, no se pueden publicar los detalles de una investigación hasta que el sospechoso y sus abogados reciban toda la información del caso del que se le acusa.

La periodista, informó en su perfil de Instagram que el próximo sábado será la transmisión del reportaje completo.

Hasta entonces, Christian Brueckner, ha negado estar involucrado en la desaparición de Madeleine, esta semana declaró afirmando que él estaba a kilómetros del lugar del que se llevaron a la menor.

Contó a las autoridades que esa noche estaba teniendo un encuentro en su furgoneta con una mujer. Esta mujer estaba dispuesta a apoyar al sospechoso en su coartada, pero al parecer, las cosas no saldrán como esperaban.

Al confirmar la presencia de cualquier rastro forense o de ADN que relacione a Christian Brueckner con Madeleine, se agilizará el proceso judicial para acusar al sospechoso del secuestro y del homicidio de la menor.

Las pruebas físicas de la niña las hallaron en el interior de la furgoneta VW Transporter, el sospechoso la aparcaba al lado del jardín, incluso vivió dentro del vehículo, el auto estaba registrado en Hannover y él no pagaba los impuestos por tenerlo.

El sospechoso está detenido por cometer un delito de abuso contra una mujer en el mismo lugar en el que desapareció Madeleine.

En Portugal saben que el sospechoso robó varios apartamentos vacacionales en el Algarve y que cometió delitos de abuso dentro de las instalaciones en las que desapareció Madeleine.

El abogado que representa a los McCann en Portugal, Rogerio Alves, presiona a los investigadores en Alemania para que revelen las pruebas que tienen y qué están haciendo para resolver el caso.

Instó a las autoridades a ser transparentes con la familia que ha esperado durante 15 años conocer qué pasó con Madeleine tras su desaparición.

Finalmente, después de tantos años, los padres de la Madeleine quizás pronto tengan las respuestas que han estado esperando con mucha angustia. A pesar del dolor, es un consuelo para ellos cerrar el caso que los ha mantenido con el alma en vilo.