Perrito ‘recolector de basura’ se sube al camión equivocado y termina perdido

Un perrito siempre terminará comportándose como un niño pequeño, de ahí la importancia de extremar los cuidados y tomar todas las precauciones para evitar incidentes desafortunados.

Y es que, por más que reciban todo el amor y la protección por parte de sus dueños, hay algo a lo que cualquier peludito jamás podrá resistirse: buenas caricias y rica comida.

Un perrito fácilmente podría distraerse y terminar muy lejos de papá y mamá

perrito

Es lo que le pasó a un pobre perrito de raza labrador, identificado como Richard, quien después de subirse al camión recolector de basura equivocado, terminó perdido.

La divertida historia de Richard, que en poco tiempo capturó la atención de miles de personas en las redes sociales, sucedió en la localidad de Valparaíso, Chile.

Todos se sumaron a la causa de tratar de dar con sus verdaderos dueños, o de buscarle una familia, y las fotos del hermoso Richard corrieron como la pólvora en diversas plataformas sociales.

Algunos vecinos comedidos se hicieron cargo temporalmente del desconcertado y asustado peludito.

Al parecer, el inocente canino había saltado decididamente al camión de la basura. Pero, lo que no se sabía con exactitud, era si alguna persona “malvada” lo había colocado premeditadamente dentro del camión junto con los desechos para causarle daño; o si, Richard simplemente se confundió.

Así fue que se dieron a la tarea de comenzar a divulgar sus fotos por todos lados, para ver si el destino estaba de su lado y lograban dar con el paradero de su familia.

«Labrador blanco mediano, sin collar y tiene chip. Perdido en Concón-Reñaca-Viña», se podía leer en una de las publicaciones.

Más tarde, Tete Riveros, usuaria de Facebook, confirmó que si bien el parecido era enorme, ese no era el perrito que se subió al camión, y ofreció más detalles en otra publicación que no tardó en hacerse viral:

“Al llegar, él saltó hacia afuera. No se sabe si alguien malvado lo subió o se subió solo a buscar comida. Está gordito, se busca a sus dueños o nueva familia”.

Después de que las fotos del perrito dieran la vuelta al país entero y se robaran el corazón de todo los chilenos, finalmente se supo la verdad.

Y resulta que sus dueños eran los mismos trabajadores de limpieza del municipio, encargados de recolectar la basura.

Tete Riveros actualizó novedades del caso:

“Justamente él vive con gente que trabaja en el camión de aseo y el perrito suele acompañarlos a trabajar todos los días. Sólo que está ves otras personas le hicieron cariño y se equivocó , se subió a otro camión, pero ya está junto a sus dueños que fueron por él”, aclaró Riveros.

El problema fue que Richard se distrajo con los vecinos que comenzaron a acariciarlo y mimarlo. Y como es un perrito demasiado sociable, le fue imposible resistirse a tanto amor.

Después de recibir su buena dosis de caricias y golosinas, de pronto le «remordió la conciencia de no estar cumpliendo con sus tareas laborales». Así que ni bien vio el camión que pensó era el suyo, subió tan rápido como pudo.

Gracias al poder de las redes sociales, los recolectores de basura correctos acudieron al lugar para recoger a su perrito perdido y seguir cuidando de él. Fue un gran alivio saber que Richard siempre estuvo en las mejores manos.

Es verdaderamente reconfortante saber que este perrito finalmente volvió a los brazos de sus cuidadores. Y es admirable que estos buenos hombres lo traten con tanto amor y cuenten con el mejor compañero canino incondicional que los alienta y fortalece en sus jornadas difíciles de trabajo.

Los perros son leales, incondicionales y seres realmente especiales. Ojalá todos fueran tratados con el mismo respeto, amor y veneración como este perrito. ¡Qué afortunado eres, lindo Richard!