Muere en la cárcel el hombre que acabó con la vida de la actriz y modelo Mónica Spear

Mónica Spear Mootz fue modelo, ganó el certamen de belleza Miss Venezuela en su país en el año 2004, y se consagró como actriz tras prepararse en los Estados Unidos motivada por el sueño que la perseguía desde niña.

El 06 de enero de 2014, Mónica perdió la vida a manos de delincuentes mientras viajaba en una carretera de Venezuela junto a su esposo Thomas Henry Berry y su hija Maya de 5 años.

El caso causó conmoción en todo el mundo, la realidad de la inseguridad que azota a los ciudadanos de Venezuela fue reseñada en los principales medios de comunicación y la actuación de las autoridades fue excepcional.

Gerardo José Ramírez Contreras, apodado “El gato”, fue detenido como responsable de la muerte de Mónica y Thomas.

De acuerdo con la información del periodista Deivis Ramírez Miranda, falleció el pasado 13 de julio en la cárcel donde pagaba su condena a causa de tuberculosis.

Ramírez fue condenado a 26 años de prisión por homicidio calificado, inicialmente estuvo detenido en el centro penitenciario de El Rodeo II, después lo trasladaron al penal de Tocuyito, en Carabobo y finalmente a una cárcel de El Dorado en el estado Bolívar.

Según las declaraciones del periodista, los trasladados del acusado se efectuaron por su mala conducta en las cárceles, le aplicaron sanciones disciplinarias.

En la cárcel del estado Bolívar presentó una infección pulmonar crónica, lo atendió el personal sanitario del penal y falleció al sufrir graves complicaciones.

Han transcurrido 16 años desde el trágico asalto que sufrió Mónica y su familia en la carretera cuando regresaban de disfrutar unos días en la playa.

Ramírez Contreras fue quien accionó el arma que le quitó la vida a la pareja, murió cuando le faltaban dos décadas de condena por su crimen.

Después de que el periodista que ha hecho un seguimiento exhaustivo del caso publicara la noticia, miles de usuarios comentaron, algunos lamentaron el fallecimiento porque le impidió pagar en la cárcel por lo que hizo.

Deivis escribió un libro titulado “Capítulo final: el homicidio de Mónica Spear” junto a María Isoliett Iglesias, ella visitó la cárcel para entrevistar al asesino de la modelo y su esposo.

A la cita acudieron con la fotógrafa Maiskell Sánchez, quien retrató al acusado.

La fotógrafa relató que durante su encuentro lo observó bien, él tenía el cuerpo distendido, sus piernas estaban estiradas debajo de la mesa, movía sus brazos con libertad.

Confesó que desde los 16 años comete homicidios. “No sé si alguien que confiese que ha acabado la vida de varias personas con tanta naturalidad, como si nada, frente a unos extraños, pueda sentir arrepentimiento”.

Ella accedió a la propuesta de retratar a quien acabó con la vida de Mónica y su esposo sin avisarle a sus conocidos, solamente le informó a su hermana que estaría incomunicada durante unas horas en el interior de una cárcel de Venezuela.

El acusado aceptó, la noticia del asesinato de Mónica y Thomas conmocionó al país y al mundo, atentar contra un personaje tan reconocido fue muy fuerte, ya no se podían ocultar ante el mundo las estadísticas alarmantes de homicidios en Venezuela.

“Fui advertida de que solo él podía aprobar que le tomara fotos. No quería recibir un ‘no’ por respuesta, y no quería que sintiera que mi cámara era una amenaza. Tenía claro que él sabía de amenazas más que yo”, dijo la periodista.

Durante la entrevista el detenido confesó que no tenía idea de quiénes eran las víctimas del robo, tampoco cuando los mató. Relató que acostumbraba a salir con un grupo de adolescentes a la carretera a tirar piedras a los vehículos para provocar que se accidentaran y después robar.

También, abordaban a los pasajeros de vehículos detenidos porque habían sufrido alguna falla mecánica o accidente para robarlos.

Esa noche, Maya, la hija de Mónica y Thomas despertó con una pesadilla, llamaba a sus padres, pero no respondían.

Maya Spear con sus tíos

Recuerda que su madre “le golpeó la pierna”, y después se durmió en un sueño profundo.

Último adiós de Mónica y Thomas

Mónica intentó proteger a su hija que recibió un impacto de bala en una de sus piernas, logró ser rescatada y recuperarse de ese suceso tan dramático y doloroso que la acompañará el resto de su vida.

Maya reside con sus abuelos maternos en Estados Unidos, en una entrevista, su abuelo relató que cuando ve las fotos en las que aparece con sus padres sonríe recordando las hermosas experiencias que vivieron en sus viajes.

La realidad que viven muchas familias víctimas de la inseguridad, es muy dolorosa. En este caso, una enfermedad se llevó a Rodríguez antes de que pagara ante la justicia, otros sujetos siguen detenidos por su implicación en el delito. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!