Muere a los 12 años porque su enfermedad hereditaria impidió que venciera al coronavirus

Ningún padre desearía enfrentarse a la triste noticia del fallecimiento de alguno de sus hijos, sobre todo cuando se tiene toda una vida por delante, ninguno está preparado para un episodio tan doloroso. Pero, lamentablemente, esto fue lo que vivió una familia al perder a su pequeño de solo 12 años.

Fue justo después de la medianoche, cuando el pequeño Ernesto Guzmán, de 12 años, quien vivía en Southwest Side, Chicago, fue declarado muerto en el Advocate Christ Medical Center en Oak Lawn.

Un informe del médico forense del condado de Cook declaró, inicialmente, una neumonía como la causa principal de muerte, aunado a una infección de COVID-19 como factor contribuyente.

El sensible fallecimiento no tardó en hacerse viral a través de las redes sociales en todo el mundo, ya que no es nada agradable saber que se ha perdido una vida inocente a causa de la enfermedad mortal que nos acecha desde principios de año sin dar tregua alguna.

“Estoy seguro de que todos los padres se entristecen al escuchar esta noticia, cada vida pérdida es una tragedia y afecta más cuando se trata de un niño. No es posible predecir quién tendrá estas terribles consecuencias”, dijo el Dr. Ngozi Ezike, Director del Departamento de Salud Pública de Illinois.

El inocente Guzmán es la persona más joven en morir por coronavirus en el condado de Cook, desde que comenzó la crisis sanitaria. Era un niño feliz y lleno de energía, que estudiaba en la escuela Acero Márquez. Todos sus compañeros y familia lo recordarán con nostalgia y amor para siempre.

“Mi más sentido pésame para su familia. Lloré y abracé a mi hijo de 11 años, de casi 12 años, aún más cerca de mí cuando me enteré de esta noticia.

Rezo todos los días para que nunca esté en los zapatos de la madre de este niño, así que realmente no puedo decir que puedo sentir exactamente el mismo dolor. Pero lo que puedo decir, desde el fondo de mi corazón es que lamento mucho su pérdida”, comentó una internauta consternada.

Un médico forense realizará una autopsia el jueves por la tarde, con la esperanza de entender más sobre por qué un niño tan pequeño sucumbió a la enfermedad.

Los especialistas de la salud creen que al menos otras tres afecciones pueden haber contribuido al resultado fatal, incluida el asma, la apnea del sueño y una afección conocida como enfermedad de los dientes de Charcot-Marie, que afecta el sistema nervioso.

Es una lamentable perdida

Guzmán es ahora una de las más de 2.700 muertes por COVID-19 en Illinois. Tristemente, su muerte es un recordatorio para quedarnos en casa y mantener la distancia social para tratar de prevenir la propagación del virus.

En muchos lugares se está viviendo el más intenso pico de contagios por el coronavirus y casos como el del pequeño Guzmán demuestran que nadie es inmune. Es momento de seguir al pie de la letra todas las recomendaciones de los especialistas. ¡No te vayas sin compartir!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!