Lloran la muerte por coronavirus de una enfermera de 29 años que atendía a niños con cáncer

Rebecca Mark, de 29 años, trabajó en la enfermería Royal Victoria Infirmary en Newcastle, perdió la vida tras ser diagnosticada con coronavirus y no poder vencer las complicaciones en el sistema respiratorio.

Con el corazón roto, su mejor amiga, Sarah Bredin-Kemp, reveló el dolor que siente con una emotiva publicación en su perfil de Facebook.

“Becca fue una de las mejores amigas que he tenido. Era una gran amiga devota, una enfermera increíble y una persona imperfecta que no tenía excusas: era la que estaba más propensa a un incidente, terca, con una frase extraña y una broma tonta para cada ocasión.

Su amor icónico por el estampado de leopardo y los pendientes llamativos solo competían con Pat Butcher”, relató.

Contó que Rebecca jamás le diría que estaba ocupada para salir, que era inútil intentando ocultar sus emociones y que simplemente describía las cosas que no le gustaban como ‘interesantes’ o ‘alternativas’.

“Ella era una persona que mantenía un espíritu alegre, le gustaba la música cursi, la televisión y sentía un rechazo inexplicable hacia los pequeños insectos”, agregó.

Comentó que Rebecca estaba siempre en primera fila para ofrecer ánimo cuando alguien duda de sí mismo.

“Ella era honesta, cálida y carismática. Trabajó duro e hizo que su familia se sintiera orgullosa todos los días”.

Jamie Young, colega de Rebecca, agregó: “Hoy, el hospital perdió a una enfermera absolutamente increíble y hermosa, mis colegas y yo perdimos a una gran amiga. Con solo 29 años, tenía toda una vida por delante”.

Cheryl Murphy, otra de sus compañeras, dijo: “Esta noche encendemos una vela por la amable y afectuosa enfermera que tristemente perdió la vida por COVID-19 recién comenzando su vida, preparándose para comprar su primera casa.

Siempre estaba sonriendo, ahora descansa en el paraíso y si alguien puede aprender algo de esto por favor quédese en casa. Manténgase seguro”.

Keith Cowell, contó que Rebecca se preocupaba por su hija Sarah de 13 años, tenía cáncer y desde hace tres años logró la remisión tras recibir un tratamiento de quimioterapia.

La enfermera fallecida atendía a los niños sometidos a tratamiento contra el cáncer.

“Era encantadora, siempre hacía sonreír a los niños incluso en los momentos más aterradores, el cielo acaba de ganar un verdadero ángel”, relató la mamá de Sarah.

En el Reino Unido se han registrado hasta el momento 55.242 pacientes infectados de coronavirus, y 6.159 fallecidos.

Lamentablemente el coronavirus sigue dejando enlutadas a muchas familias, en el Reino Unido, y en otros países, centenares de médicos y enfermeras que luchan contra la pandemia han perdido la vida. Comparte esta triste noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!