Liberarán a más de 1.000 presos de las cárceles por la emergencia sanitaria de coronavirus

Durante la emergencia que ha surgido por la propagación del coronavirus que ha dejado más de 3 millones de infectados en el mundo, en muchos países han adoptado medidas para enfrentar la crisis y prevenir los contagios.

La jefa de gobierno de la ciudad de México Claudia Sheinbaum, informó que prevé la liberación de aproximadamente 800 presos de cárceles del lugar, alega que los reclusos que planean dejar en libertad son aquellos que están a punto de cumplir su condena.

Asimismo, Claudia Sheinbaum, resaltó que los presos que quedarán en libertad no cometieron delitos graves. 

Hasta el momento han liberado a 250 presos, las autoridades alegan que tomaron la decisión motivados por razones humanitarias y, sobre todo, para prevenir brotes de contagios dentro de los centros penitenciarios, ante el colapso de algunos que tienen más detenidos de los que permite su capacidad.

La decisión ha causado polémica y preocupación entre la población, muchos aseguran que representa un riesgo para la sociedad liberar a los reclusos en una crisis tan aguda que no solamente es sanitaria, sino que ha tenido consecuencias devastadoras para la economía.

Claudia Sheinbaum, mencionó en una comparecencia ante los medios de comunicación que a los reclusos que se beneficien de la medida se les hará un seguimiento exhaustivo.

Comentó que el objetivo es ayudarlos en el proceso de reincorporación a la sociedad y obtener un empleo.

“Siempre hay un seguimiento a cargo de un instituto que coordina la Secretaría de Gobierno, que ofrece atención a las personas liberadas, preliberadas, y les dan asesoría para conseguir algún apoyo, empleo, entre otras cosas”, dijo la jefa de gobierno.

Asimismo, aseguró que se trataba de liberaciones totales, que los reclusos no tienen que ir a firmar.

El pasado 23 de abril se publicó la Ley de Amnistía que hará posible perdonar a determinados grupos de la población considerados vulnerables que fueron acusados de delitos menores y sin violencia, pero con impacto a nivel federal.

El senador Ricardo Monreal anunció el pasado 20 de abril la posible aprobación de esta ley en el Senado de la República, Claudia Sheinbaum y Alfredo del Mazo, encargados del gobierno de la ciudad de México y el estado de México, confirmaron que serán liberados los presos de delitos menores y que por sus condiciones físicas podrían ser más vulnerables a ser contagiados de COVID-19 dentro de las cárceles.

El Poder Judicial estatal y la Secretaría de Seguridad del Estado de México, formalizarán la liberación de 1.894 presos de diversas cárceles, solamente a 59 de ellos les concedieron la libertad por razones humanitarias, mientras que a 1.835 les concedieron brazaletes electrónicos bajo la condición de libertad anticipada.

Los 59 ciudadanos beneficiados de la libertad concedida por razones humanitarias son muy vulnerables ante la pandemia.

Algunos son reclusos de la tercera edad, diagnosticados con enfermedades terminales, pacientes psiquiátricos y mujeres embarazadas o con hijos menores a cargo.

Las autoridades se dedicarán a analizar otros 5.500 casos, de los cuales 248 podrían beneficiarse de la misma medida.

Temen que en las cárceles se produzcan brotes de contagio masivos y aseguran que es mejor tomar acciones antes.

La noticia ha dado mucho de qué hablar generando controversia entre los ciudadanos, compártela.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!