La novia del presentador fallecido llega a la morgue desolada apoyada por quienes piden justicia

Desde el día de ayer, Ecuador se ha sumergido en un clima de desconsuelo, impotencia y luto profundo. La lamentable partida del presentador de televisión y actor de 36 años, Efraín Ruales, en manos de sicarios profesionales, deja al país en un estado de angustia indescriptible.

En la mañana del miércoles 27 de enero su vida fue cegada, después de que en varias ocasiones se atreviera a desenmascarar en redes sociales la ola de corrupción de políticos de larga trayectoria en el país. Algo que cobraba especial importancia, a las puertas de las elecciones presidenciales. Recibió amenazas de muerte, e incluso intentaron incriminarlo en otros casos de corrupción a él primero, antes de que se supiera la verdad. Pero su valentía le costó demasiado caro.

Hoy, diversas personalidades públicas, periodistas, comunicadores, artistas, influencers, pero especialmente, su novia, Alejandra Jaramillo, lloran amargamente por su injusta muerte.

Efraín, que también era músico, comediante, motivador, cristiano practicante, y modelo, era parte del programa «En Contacto», de la cadena de televisión Ecuavisa, desde el año 2012. Lo hacía junto a su prometida, la también actriz y presentadora de 28 años.

En 2020 se oficializó su romance con Alejandra (La Caramelo) y en enero de 2021 cumplieron un año juntos, poco después anunciaron sus planes de boda. Ella tiene un hijo, fruto de una relación anterior.

Eran conocidos por compartir con sus más de 4 millones de seguidores, videos cómicos con sus colegas, familiares, en el gimnasio o ejerciendo alguna de sus actividades. Más de un ecuatoriano agradeció su humor y su talento, que les permitió evadirse de tanto drama social y sanitario que cobró cientos de vidas este año.

Efraín y Alejandra eran apasionados del crossfit y su último entrenamiento juntos fue su despedida

Justamente, la mañana de su partida, después de entrenar, se despidieron tan románticos como siempre, para horas más tarde volverse a encontrar en sus lugares de trabajo, en lo que les apasionaba hacer: la televisión.

Pero nada ni nadie pudo advertir a la pareja de que ese adiós en el gimnasio sería su último beso hasta la eternidad.

Como era de esperar, Alejandra absolutamente rota y devastada, permaneció fuera de las redes sociales, hasta que en la noche rompió su silencio a través de una emotiva publicación de despedida en Instagram, que ha conmocionado al país entero.

También trascendió en las redes el momento en que Alejandra llegó a La Morgue Área Criminalística, donde se encontraba el cuerpo del presentador.

Vestida con pantalón y chaqueta vaqueros, se la vio mirando al suelo, desolada, mientras caminaba junto a sus familiares.

¡Imposible soportar tanto dolor!

Fue arropada por su familia y sintió la solidaridad de todos quienes a gritos exigen ¡Justicia para Efraín!

Previamente, cuando le informaron de la desgarradora noticia, pudo encontrar consuelo en su círculo cercano para poder afrontar esos momentos de desgarro y desolación.

Mientras tanto, las autoridades avanzan en las investigaciones para esclarecer los móviles del crimen que estremece a los ecuatorianos.

Enviemos un mensaje de aliento a esta pobre mujer que de la noche a la mañana le arrebataron al amor de su vida, y con él sus sueños, sus ilusiones y sus ganas de vivir. ¡Compártelo!