Una mujer va a la cárcel por viajar en avión ocultando que tenía coronavirus

La recomendación de los expertos de la salud ante la pandemia es que quienes presenten síntomas de coronavirus permanezcan aislados. En los hospitales han destinado áreas especiales para que los pacientes ingresados no estén en contacto con los demás, y el personal, usa equipos de protección individual durante su jornada.

Casi todos los países del mundo han establecido un protocolo de seguridad para proteger a la población previniendo los contagios, una de las regulaciones exigidas por las autoridades es la presentación de una prueba PCR con resultado negativo para poder desplazarse a otro territorio.

Solamente pueden viajar aquellos ciudadanos que cumplan con los requisitos y que no sean portadores del virus. En algunos casos solo hacen un cuestionario a los ciudadanos para comprobar que no tengan síntomas o que no hayan estado en contacto con algún paciente positivo.

Pero una mujer quiso infringir la ley y expuso a un grave peligro a decenas de pasajeros al viajar en avión ocultando los síntomas del COVID-19.

Li Jiem, de 38 años, es una mujer china que volvía a su país en marzo del 2020 después de pasar una temporada con sus familiares en Estados Unidos.

Antes del viaje había tenido fiebre, acudió al hospital y comprobó que había tenido contacto con personas contagiadas de coronavirus. A pesar de su diagnóstico, ella decidió regresar a China.

Ella se trasladó desde Estados Unidos a Pekín junto a 63 pasajeros que después de conocer que estuvo en la aeronave una paciente de coronavirus fueron puestos en cuarentena.

El Tribunal Popular del Distrito Shunyi de Pekín condenó a la mujer a un año de prisión y a otro de libertad condicional por haberle ocultado sus síntomas a la tripulación de la línea aérea.

Cuando Li arribó en Pekín fue identificada como un caso positivo de COVID-19 y fue condenada por obstaculizar la prevención de enfermedades infecciosas al no cumplir con la normativa del país.

La mujer fue condenada el 15 de octubre del año pasado, pero fue el pasado martes que salió a la luz el caso.

Hasta el pasado miércoles se registraron en China 136 casos de coronavirus, de los cuales 102 se produjeron por transmisión comunitaria.

En total, 61 pacientes son asintomáticos de acuerdo con los informes suministrados por el Ministerio de Salud.

En Pekín han detectado “grupos epidémicos” donde las autoridades han reportado 4.636 fallecidos por COVID-19.

La mujer acusada podría permanecer durante un año tras las rejas. La noticia ha causado alarma en la población que tiene que viajar en avión confiando en la responsabilidad de todos, compártela.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!