“¿La muerte de mi hijo es una ‘anécdota’, señora Ayuso? ¡Usted no sabe lo que es la humanidad!”

Han pasado 10 días desde que salieron a la luz los audios en que el médico del Summa 112 (Servicio de Urgencias Médicas de Madrid) cometió el peor caso de negligencia. Su imperdonable error trajo como consecuencia la muerte de Aitor García, un joven de 24 años, en enero de 2018.

Todo después de que la madre asegurara que su hijo se ahogaba, pero nunca fue escuchada.

Sus devastados padres: Carmen Ruiz y Bartolomé García, tuvieron que escuchar de nuevo en medio de la dureza de revivir tanto dolor, la conversación que tuvieron en aquella ocasión con el médico. Tras llamar hasta en 6 ocasiones, una UVI móvil llegó a su domicilio después de que su padre por su propio instinto le practicara una resucitación cardiopulmonar. Pero ya fue demasiado tarde, el chico fue trasladado en estado de coma al hospital, donde falleció días después.

Los informes revelaron que en realidad tuvo un trombo en el pulmón que no pudo ser detectado a tiempo, a pesar de que el joven visitó el hospital en 2 ocasiones anteriores, desde donde lo enviaron con “viento fresco” a su casa.

Tras la polémica suscitada en torno a la desgarradora experiencia de Carmen y el trato tan poco empático e inhumano por parte del médico del SUMMA, ambos padres rompieron su silencio y revelaron los detalles de todo lo sucedido, asegurando que la muerte de su hijo fue el resultado de una serie de errores.

“Su hijo ya puede decir lo que sea, pero él respira. Enviaremos un médico pero él respira. Más bien parece que está tocado de algo”, fue la frase con la que zanjó el médico la llamada telefónica de Carmen antes de que su hijo entrara en estado de coma.

Pero el pasado miércoles, tras el Consejo de Gobierno, la presidenta de la Comunidad de Madrid, del Partido Popular, Isabel Díaz Ayuso, en defensa de los protocolos aplicados por el SUMMA, habría vertido un comentario de lo más desacertado:

“No hay que hacer de la anécdota, categoría”.

Ayuso pretendía relativizar lo sucedido con Aitor después de que los del SUMMA se negaran a enviar una UVI móvil desde el primer momento, restándole toda la importancia al grave hecho de negligencia y haciendo ver que se trataba de un caso aislado.

Lo que hizo que la madre de Aitor no tardara en responder:

“Señora Ayuso, mi hijo no es ninguna anécdota, es lo que más quiero en el mundo. Es una pena que ocupe cargos políticos gente tan falta de humanidad. ¿Una anécdota la muerte de mi hijo? ¿Se da cuenta de lo que está diciendo? Ha causado usted un daño enorme a tres personas: a Aitor y a nosotros, sus padres. Le pido que se retracte”, fueron las contundentes palabras de la madre del joven fallecido.

“¿Anécdota? ¿Tiene usted hijos, señora Ayuso? Porque si los tiene, seguro que no los quiere como quiero yo a Aitor. Sí, digo quiero y no quería, porque para mí está vivo, le escribo una carta cada día, para que usted lo sepa”, concluyó la devastada madre.

Los padres habrían reclamado a la Comunidad de Madrid por la negligencia y la Administración regional no sólo aseguró que el Summa actuó de forma intachable, sino que se negó a facilitar en un principio los audios a la familia.

Por todo esto, la madre de Aitor ahora emprende un proceso penal, pero más que eso ha abierto una campaña de recaudación de firmas en Change.org para exigir que se cambien los protocolos del SUMMA.

“Que nadie tenga que volver a pasar por lo que nosotros estamos pasando, que se cambien los marcos de actuación para que no se estime que alguien puede respirar sólo por el hecho de que puede vocalizar mínimamente. Mi hijo tuvo la posibilidad de salvarse, pero ese médico se la negó”, reza la petición.

Los audios son reveladores, se puede escuchar claramente la desesperación del joven que apenas puede hablar, pero eso no fue suficiente para el facultativo. Para poder limpiar su nombre, la Comunidad de Madrid les envió exclusivamente la conversación escrita, para demostrar así que Aitor “podía hablar perfectamente”.

Pero ya con la prueba de los audios, la evidencia fue arrolladora.

[AUDIO] La durísima llamada de auxilio del joven de 23 años que murió asfixiado tras negarle ayuda en el 112

⚠🔴IMÁGENES SENSIBLES. "No puede hablar. ¿No le digo que se está ahogando?”, "Pásemelo. ¿Si estuviera en un hospital le tendría que atender un médico o no?”. Así transcurrió la llamada de un médico del 112 que negó ayuda al chico de 23 años que murió por asfixia tras sufrir un tromboembolismo pulmonar. Sus padres acusan de “falta de humanidad” de los miembros del servicio SUMMA 112.📹 Redacción

Publiée par La Vanguardia sur Jeudi 7 novembre 2019

“Es una vergüenza lo que nos dijeron y para limpiar la dignidad de nuestro hijo vamos a ir hasta el final. Con que salvemos una sola vida ya valdrá la pena dar la batalla”, concluyen los padres.

Sigamos compartiendo los avances de este suceso que ha dado tanto de qué hablar en las redes y seamos el altavoz de estos padres que piden que su dolor no se repita.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!