La mamá biológica de su hijo adoptado la sorprende con una petición y no puede decir que no

Shanna y Joseph Weight decidieron adoptar a Milo, su primer hijo, hace cinco años atrás. La madre del niño tenía en ese momento 18 años de edad y no estaba en condiciones de tener una familia, por lo que decidió dar el bebé en adopción.

Con Milo bajo su cuidado, la familia ha sido muy considerada y constantemente han enviado cartas y fotos a la madre biológica del niño para que sepa cómo va su desarrollo y crecimiento. Ella les ha respondido con un profundo agradecimiento y la relación es más que especial.

Milo y Nash junto a sus padres

Familia mestiza

Dos años más tarde de la llegada de Milo a sus vidas, Shanna quedó embarazada y recibieron en casa a su segundo hijo: Nash. El nuevo miembro de la familia tenía casi dos años de edad, cuando recibieron una sorprendente llamada.

La agencia de adopción a través de la cual habían conseguido a Milo quería hablar nuevamente con Shanna y Joseph y ellos, bastante sorprendidos, no se negaron a escuchar la razón de esa llamada.

La madre biológica de Milo tenía a un nuevo bebé y quería reunir a sus hijos

Familia mestiza

Shannah y Joseph se quedaron muy sorprendidos cuando los responsables de la agencia les anunciaron que la madre de Milo había dado a luz a una bebé y que se encontraba sumamente interesada en que fueran ellos los encargados de hacerse cargo de la pequeña como lo habían hecho con su primer hijo.

La reacción del matrimonio fue crucial, pues no se encontraban preparados económicamente para hacerse cargo de un tercer hijo, pero por otro lado era sumamente difícil negarse a la posibilidad de que Milo creciera junto a su hermanita biológica.

En este video conocerás la historia de esta hermosa familia

Por su parte Milo, que había escuchado acerca de la posibilidad de que su hermanita fuese criada por sus padres adoptivos, estaba tan emocionado que no había forma de disuadirlo de aquella idea. Deseaba con tantas fuerzas que la bebé llegara a casa, que para Shanna y Joseph fue imposible romper sus ilusiones.

El matrimonio meditó sobre lo que les esperaba como una familia de 5, analizaron su situación económica y llegaron a la resolución de que podían hacer algunos esfuerzos para que tener a tres hijos fuese una alternativa viable, así que para felicidad de Milo y sorpresa de Nash, una nueva integrante llegó a la familia: la pequeña y dulce Onni.

Nash en su primera sesión de fotos junto a su hermanita Onni

Familia mestiza

Antes de que Onni naciera, la madre de Milo había ido de visita a casa de Shanna y Joseph para compartir un rato con su hijo y la verdad es que la reunión fue muy emotiva y especial. El niño se comportó muy bien y ella fue muy dulce. No cabe duda de que aquella mujer estaba sumamente agradecida por los cuidados y atenciones que tenía su pequeño.

Ahora el vínculo de esta madre es doblemente fuerte, pues en manos de Shana y Joseph se encuentra Milo y la pequeña Onni. El chico de cinco años se está comportando como un hermano mayor excepcional.

Milo cumplió su sueño de estar junto a su hermanita

Familia mestiza

«Milo y Onni se parecen tanto, tienen muchas similitudes, y Nash se parece mucho a mí y tiene mucho de mi personalidad», dijo Shanna. «Sé que a medida que crezcan y se conviertan en adolescentes, las cosas probablemente cambiarán y tendremos que lidiar con algunos problemas de ser una familia mestiza, pero hasta ahora, ha sido maravilloso».

¡Este es un grandioso ejemplo de una familia como pocas!

Si te gustó la historia de esta hermosa familia, cuyo testimonio de amor y generosidad es algo que no se ve todos los días, no dudes en compartirla con el mundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!