La cantante Pink y su hijo fueron diagnosticados con COVID-19 y ofrece sus primeras declaraciones

Actualmente los médicos, enfermeras y especialistas de la salud se encuentran haciendo todo tipo de sacrificios. Por desgracia, se topan una y otra vez con medidas de los gobiernos que hacen su trabajo mucho más difícil.

Hay quienes han denunciado que no cuentan con la protección adecuada ni los insumos para tratar a los pacientes con coronavirus.

Ya han sido infectadas más un millón de personas por el coronavirus a nivel mundial.

La famosa cantante Pink se ha unido a este importante clamor y defiende una y otra vez la necesidad de brindar a los médicos nuestro apoyo. Después de todo son los héroes de hoy en día. En medio de esta difícil situación, Pink y su hijo fueron diagnosticados con COVID-19.

Cuando comenzaron a mostrar los primeros síntomas la familia entera ya se encontraba en cuarentena.

Un médico los atendió, realizó las pruebas y les dio instrucciones para guardar reposo. Fue un momento de mucho nerviosismo pero dos semanas después les volvieron a realizar el test y dieron negativo.

Pink tiene 40 años y su verdadero nombre es Alecio Beth Moore.

La noticia ha causado todo tipo de comentarios, especialmente porque Pink se encontraba protestando para que el gobierno de Estados Unidos diera pruebas gratuitas a todo aquel que lo necesitara.

“Tuvimos la suerte de que nuestro médico tuviese acceso a las pruebas. Es indignante que no todas las personas tengan acceso a un test. La enfermedad es seria, es real”, reflexiona Pink.

Para Pink, su mayor inspiración en estos momentos es recordar la labor de su madre. Judy Moore trabajaba como enfermera en el área de emergencias.

Ella y su familia tomaron la decisión hacer donaciones al Hospital en donde Judy pasó tantos años y al Fondo de Lucha contra el COVID-19 en Los Angeles.

En total Pink donó un millón de dólares.

Estas generosas donaciones de Pink se convertirán en material de protección, insumos, ventiladores y todo lo que tanto necesitan miles de personas.

“Agradezco de todo corazón a todos los profesionales de la salud y a cada persona en el mundo que está trabajando para proteger a los demás”, reflexiona Pink.

Celebramos que la cantante y su hijo se encuentran sanos y salvos. Esta difícil crisis nos ha hecho reflexionar sobre la importancia de ayudar a los demás y las palabras de Pink pueden ayudar a que muchos comprendan la necesidad de quedarse en casa.

Su mensaje de lucha por las pruebas y protección a los médicos también debe llegar al mundo entero. Comparte esta noticia para celebrar que Pink y su niño se encuentran mejor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!