Habla el esposo de la mujer que murió por COVID-19 en el hospital tras dar a luz a su bebé

Esta semana, una familia ha celebrado con euforia la llegada a casa de un bebé milagro. Ayaan Hanif Ali nació el 02 de abril a las 31 semanas a través de una cesárea de emergencia y, aunque los pronósticos no eran muy favorables, tras más de un mes en la Unidad de Cuidados Intensivos para Neonatos logró conocer su hogar pese a que su madre ya no podrá abrazarlo.

La progenitora de Ayaan, Fozia Hanif, falleció a sus 29 años en el Birmingham Heartlands Hospital sólo 6 días después de que el pequeño niño llegara al mundo de un modo inesperado.

Aunque todo en el embarazo de Fozia transcurrió con normalidad, a finales de marzo presentó fiebre durante una consulta de maternidad y tras realizarle la prueba dio positivo a COVID-19.

“Dijeron que le harían una prueba de coronavirus y estuvo ingresada durante dos días.

La prueba dio positivo y al día siguiente dijeron que era leve y que podía irse a casa. Pero después de cuatro días tuvo dificultad para respirar y llamamos a la ambulancia», dijo el esposo de Fozia, Wajid Ali.

Seis días después de recibir el diagnóstico, los médicos estarían preparando todo para practicar una cesárea de emergencia tras complicaciones con el embarazo.

La trabajadora de los servicios de libertad condicional de la Corte de Magistrados de Birmingham, Inglaterra, fue puesta en una sala de recuperación después del parto pero pocas horas después la trasladaron a la Unidad de Cuidados Intensivos.

Fozia desarrolló un coágulo de sangre y entró en estado de coma.

Los médicos le permitieron a su esposo ir a visitarla, usando un equipo de protección individual, para que pudiese despedirse de ella.

“Cuando los médicos me llamaron para decirme que la desconectarían pedí que no lo hicieran hasta que pudiera estar ahí, pensaba que era una luchadora y que lo superaría, cuando entramos allí, simplemente seguíamos rezando”, recordó entre lágrimas Wajid.

Fozia sólo pudo ver a su pequeño en fotografías antes de entrar en la UCI pues al ser portadora del virus no se le permitió tener contacto con el bebé.

La noticia sobre la muerte de esta valiente mujer dejó destruida a su familia pero su padre, Nabil, reveló cómo se han dado aliento uno al otro en este proceso.

“Nos duele pero nos tenemos el uno al otro, abrazándonos, apoyándonos, hermanos, nietos. Ella era una pequeña super estrella para nuestra familia. Ella es una inspiración para todos nosotros”, dijo.

La noticia sobre la llegada del bebé a casa fue dada a conocer a través de Twitter por la prima de Fozia, Zilley Khan, quien informó que el pequeño estaba sano y con la familia. De inmediato sus seguidores comenzaron a comentar y entre ellos una de las enfermeras que atendió a Fozia.

«Estábamos todos devastados cuando su prima murió, detrás de cada tormenta hay un hermoso arco iris«, escribió la trabajadora de la UCI en Heartlands.

Aunque el proceso para sanar tanto dolor pueda ser lento, especialmente para su esposo quien el año pasado perdió a su primer hijo y ahora pierde a su esposa, estamos seguros de que la llegada de este niño será un gran consuelo para la familia.

Ayann no podrá crecer con su madre pero sabrá que ella hizo todo hasta el final para darle la vida, comparte esta historia y envíale tus condolencias y apoyo a esta familia ¡Vuela alto, Fozia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!