Graban cómo la policía lucha por interrumpir una barbacoa en la playa durante el confinamiento

Los días en cuarentena no han resultado fáciles para nadie. Pasar tanto tiempo encerrado en casa puede despertar estrés o ansiedad, pero se trata de una medida muy importante para mantener bajo control la curva de contagios y así poder brindar mejor atención médica a todos los afectados por el COVID-19.

Se han reportado casi 80 mil contagios de coronavirus en el Reino Unido.

Lamentablemente, hay muchas personas que se niegan a cumplir con esto y ahora que el verano llegó en algunos países hay quienes piensan en hacer barbacoas. La idea suena algo difícil de creer pero es precisamente lo que han hecho dos personas.

Las autoridades del lugar han sido muy claras y han permitido que los ciudadanos del lugar salgan a trotar o a hacer un poco de ejercicio al aire libre.

El vídeo fue grabado en la ciudad de Hove al sur de Inglaterra.

Sin embargo, deben tratar de hacerlo completamente solos y evitar que se forme cualquier tipo de aglomeración o agrupación de personas. Sin embargo, las personas acusadas no cumplieron con las medidas de seguridad.

Los oficiales acudieron a hablar con una pareja que había instalado una pequeña barbacoa en la playa.

La ciudad de Hove es un destino turístico tradicional en primavera.

Durante unos segundos intentaron hablar con ellos pero simplemente no parecían entrar en razón.

Ante esto, los policías se vieron obligados a tomar acciones y se valieron del casco de un transeúnte para dar por terminado el evento.

Uno de ellos se acercó hasta la orilla, llenó el casco con un poco de agua de mar y la vertió sobre la barbacoa.

“Y luego intentaron comer la salchicha húmeda”, bromeó uno de los oficiales.

El vídeo no tardó en volverse el centro de muchos comentarios. Al parecer el buen clima ha desencadenado muchas acciones como estas.

Las autoridades han tomado la decisión de cerrar parques y playas al ver que miles de personas se dirigen allí haciendo caso omiso a las normas de aislamiento.

Algunos aseguran que simplemente salieron a ejercitarse pero en el caso de la pareja de la barbacoa, parece que no es una excusa válida.

“Muy bien hecho por la policía. Estar sentado en la playa disfrutando de una barbacoa no parece demasiado ejercicio. Se aprovechan y tuercen las reglas”, comentó un internauta.

Algunos alegan que no estaban haciendo nada malo, pero otros exigen que les impongan una multa para velar por el bien de todos. Sabemos que son días muy difíciles pero debemos aportar nuestro granito de arena.

La cuarentena es una medida muy importante para protegernos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos.

Recuerda lavar tus manos y tratar de mantenerte en casa tanto como sea posible. Comparte este caso que podría ayudar a muchos a reflexionar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!