Graban a los policías arrodillados suplicando ayuda antes de salir a una dura misión

La gran preocupación por la propagación del COVID-19 ha hecho que gente que no suele participar en actos religiosos busquen auxilio divino. Un vídeo muestra el momento en el que un grupo de policías peruanos se rinden ante Dios con oraciones, dando gracias y pidiendo su ayuda.

Una experiencia muy poco común quedó grabada en un vídeo donde funcionarios policiales de la comisaría de Sunampe, en Chincha; una ciudad de la costa sur-central del Perú, se arrodillan poniéndose en manos de Dios antes de salir a patrullar las calles para hacer que los ciudadanos respeten la cuarentena.

Es conmovedor escuchar a un hombre fuerte acostumbrado a labores policiales, con la voz entrecortada clamar con tanta devoción la protección suprema.

Los policías en el Perú se han visto muy afectados, y cada día aumentan los casos de agentes infectados en el cumplimiento de sus deberes, y lo que se quiere es que no se sigan elevando las cifras.

“Encomendamos nuestras vidas y alma al Padre Santo. Nosotros no somos dignos de dirigirnos a ti, somos pecadores y hemos pecado contra ti y tu prójimo, tu eres nuestro creador, nos humillamos Señor ante tu presencia, porque tu estás con nosotros en estos momentos. ¡Oh Señor mío, guía nuestro camino!”, clama un funcionario con voz sollozante.

El coronavirus no discrimina, y esto ha hecho que, de alguna u otra manera, todos se den cuenta que de nada vale el dinero, el estatus social, ni ninguna otra cosa, ante una pandemia tan voraz que puede acabar con la vida de cualquier ser humano.

Las peticiones que hacen los policías llegan a lo más profundo del alma, no solamente piden no contagiarse, sino también que la pandemia pase lo más pronto posible, por el bien de toda la humanidad que esta siendo terriblemente afectada en todos los sentidos.

El vídeo fue compartido en las redes sociales de la propia PNP, con la finalidad de crear conciencia en la colectividad para que permanezcan en sus hogares y respeten la cuarentena. Y a la vez, servir de estímulo y motivación entre los policías.

El funcionario que finaliza la oración les pide a todos que tengan mucha fe porque todo esto pasará. Todos los miembros de las fuerzas policiales están corriendo el mismo riesgo; hasta ahora hay en Perú más de 50 policías y cuatro militares infectados de coronavirus.

«Tú estás con nosotros, siempre vas a estar con nosotros, donde estemos, allí estarás, Él nunca nos va a dejar», concluyó el agente policial con mucha fe.

Es maravilloso ver que en situaciones donde el ser humano no tiene el control de las cosas, es capaz de reconocer que existe una fuerza superior que puede ayudarlo con tan solo pedírselo. Nada nos cuesta emular la hermosa acción de los policías peruanos.

No dejes de compartir esta emotiva historia con todos tus amigos, y que Dios bendiga y responda las peticiones de los funcionarios de la comisaría de Sunampe.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!