Un pastor dice que cura de COVID-19 a quienes tocan la pantalla mientras él ora y con el viento

Es en los tiempos difíciles cuando más necesitamos tener fe y mantener la esperanza, pero un televangelista estadounidense ha llegado al extremo de afirmar que ha llamado al “viento de Dios” para destruir al temible COVID-19 que ya ha acabado con la vida de más de 200 mil personas en todo el mundo, e infectado a más de tres millones.

El pastor Kenneth Copeland estaba dirigiendo una ceremonia televisada el fin de semana, predicando una ceremonia virtual a su congregación, así como a algunas personas que se unieron a él presencialmente pero que se mantenían a una sana distancia para prevenir el contagio de coronavirus.

Todo estaba siendo transmitido a través del canal de YouTube de los Ministerios Kenneth Copeland.

La ceremonia transcurría con normalidad, hasta que de pronto el pastor se mostró más decisivo y lleno de energía que nunca y, viendo directamente a la cámara, emitió unas palabras hacia el dañino COVID-19 que lo convertirían en tendencia en las redes sociales.

“Soplo el viento de Dios sobre ti. Estás destruido para siempre, y nunca volverás. Gracias Dios, haz que suceda”, dijo el pastor.

Por si fuera poco, para hacer sus plegarias más “poderosas”, el pastor comenzó a entonar una melodía junto a su séquito para seguir implorando que el coronavirus fuese destruido de una vez y para siempre.

“Viento todopoderoso, fuerte, viento del sur, calor: quema esta cosa. En el nombre de Jesús, yo digo: dobla las rodillas, cae”, continuó el hombre.

Para no desanimar a sus seguidores, Copeland aclaró que no necesariamente el viento reparador se expandiría con rapidez, pero sería lo suficientemente caliente para poder destruir la enfermedad en todos los rincones de los Estados Unidos.

“Este viento va a llegar a Nueva Orleans. Allí hace mucho calor porque está justo en la costa. Está muy caliente y eso es lo que se necesita para matar al coronavirus. Odia el calor, odia la humedad, odia el agua, simplemente muere”, afirmó el pastor.

Además de reafirmar su vínculo especial con lo divino, Copeland también enfatizó en su ceremonia que Dios le había dicho hace tres años que debía recaudar 300 millones de dólares de ingresos en el 2020, y no va a dejar que el virus le impida alcanzar esa meta.

Asimismo, este polémico pastor alega tener la sobrehumana capacidad de poder sanar a sus televidentes del coronavirus; basta con que toquen sus televisores mientras él realiza sus oraciones. Y, en caso extremo, los enfermos se curarán de forma más efectiva si asisten personalmente a una de sus ceremonias.

Otra de las afirmaciones del pastor fue declarar a fines de marzo que el coronavirus había llegado a su fin, por supuesto, esto también ha resultado ser falso y nos demuestra la importancia, hoy más que nunca, de analizar toda la información que recibimos y no caer en manos de charlatanes que se aprovechan de las peores calamidades para llevar a cabo distintos fraudes e injusticias.

Evitemos ser víctimas de toda la información falsa acerca del coronavirus y sigamos siempre las medidas de seguridad y atención dadas por los especialistas. No te vayas sin compartir.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!