Graban a infectados del coronavirus escupiendo y estornudando en ascensores para contagiar

La propagación del coronavirus a nivel mundial ya es un hecho, la situación alarma no sólo a los países afectados, que se cuentan ya por decenas, sino a los lugares a los que potencialmente podría llegar, pudiendo causar muertes inevitables.

Pero ante tal dramática crisis sanitaria, lo que menos se espera es que los pacientes contagiados, lejos de poner los medios para no contagiar, se conviertan en embajadores del virus desperdigándolo deliberadamente por doquier. 

Jessika Bailing, una profesora sudafricana de 23 años, que quedó atrapada en Wuhan, está aterrorizada. Ha denunciado lo que ha visto con sus ojos y en videos virales que se difunden en las redes:

Pacientes con coronavirus están tratando de propagar la enfermedad escupiendo deliberadamente a los médicos o en los botones de los ascensores.

«Tengo demasiado miedo de salir», confesó, después de que viera las impactantes escenas.

Dijo que la única vez que salió fue a un supermercado para abastecerse de alimentos, y lo hizo cubierta de la cabeza a los pies, con guantes, gafas y máscara.

El coronavirus es altamente contagioso y se puede transmitir de persona a persona a través de un estornudo o tos

Actualmente, el virus ha dejado un saldo de 259 muertos y las personas infectadas ya superan las 11.000 desde que inició su brote hace un mes.

Un video viral muestra a un paciente infectado escupiendo en los botones de los ascensores

«Un hombre vino a un mostrador de recepción y después de pretender hablar con las dos mujeres sentadas allí, se quitó la máscara y les tosió en la cara a propósito. Las dos mujeres también estaban con su máscara e intentaban alejarse de su tos».

«Parece que algunas personas no dejan su mala intención incluso en el último momento», se lee junto a otro impactante video que se ha vuelto viral.

«He escuchado historias impactantes sobre personas infectadas que se desviven para contaminar a otros quitándose las máscaras y escupiendo en la cara de los médicos», denunció la joven.

 

La Comisión Nacional de Salud de China advirtió que la propagación de la infección solo va a empeorar, y el Dr. Zhong Nanshan teme que la crisis llegue a su punto máximo «en los próximos 10 días». 

Los principales científicos han advertido que podría haber decenas de miles de pacientes ya infectados, mucho más que la cifra oficial.

Los expertos dicen que la dificultad de contener el coronavirus es que muchos pacientes tienen síntomas leves parecidos al resfriado y no se dan cuenta de que tienen la infección, pero puede volverse mortal rápidamente.

En medio de la crisis sanitaria internacional que ha puesto de cabeza a las autoridades sanitarias y a todo el personal médico involucrándose heroicamente en su lucha contra el virus mortal y evitar más muertes, resulta perturbador que surjan insensatos que sólo quieran hacer daño, como si su misión fuera convertir al coronavirus en una pandemia mundial, como de hecho ya está sucediendo.

Conductas así nos estremecen y deben ser castigadas. ¡Compártelo!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!