«Es duro, pero saco fuerzas de donde sea» – Cría a sus 4 hijos sin ningún apoyo de la madre

Muchos padres se enfrentan a duras dificultades mientras están solos a cargo de la crianza de sus hijos. Ricardo Irrazábal, de 44 años, es un padre de Media Agua, Argentina, que ejerce el papel de padre y madre para sus cuatro hijos.

Desde hace 3 años la tutela de sus hijos le pertenece por resolución judicial, él siempre ha luchado por garantizarles el bienestar que necesitan para crecer sanos y felices.

No fue sencillo para Ricardo obtener la custodia de sus hijos, tres de los cuales son menores de edad, después de un largo proceso y un traumático divorcio tuvo temor de separarse de “los amores de su vida”.

Durante 3 años Ricardo cumplió con un régimen de visitas reducidas para ver a sus hijos hasta que finalmente la justicia estableció la oficialización del divorcio y estableció la custodia compartida.

La ex esposa de Ricardo en más de una oportunidad dejó a sus hijos encerrados en casa para ir de fiesta, en ese entonces, su hija menor apenas tenía 2 años, además, cometía otros actos de negligencia.

Gracias al apoyo de asistentes sociales del Hospital Venturas Lloveras, y con encuestas vecinales, lograron hacer un seguimiento a la madre comprobando que no podía seguir haciéndose cargo de la custodia de los niños.

La juez de Paz Sarmiento, le otorgó la patria potestad a Ricardo, quien a pesar de las dificultades siempre mantuvo como prioridad el bienestar de sus hijos.

Ricardo es panadero y también se ha desempeñado como mecánico, trabaja muy duro para ofrecerles la mejor calidad de vida posible a sus hijos que actualmente tienen 19, 16, 8 y 6 años. La hija mayor, de 19 años, se fue a vivir con su pareja, y los otros tres viven junto a su padre.

La madre tiene un régimen de visitas para compartir con sus hijos menores, pero según las declaraciones de Ricardo no cumple con ninguna responsabilidad.

“La madre de mis hijos tiene días y hora de visita, pero no cumple con lo acordado”, dijo Ricardo.

Para él ser padre y madre a la vez es muy duro. Relató que debe hacerse cargo del aseo de su hogar, de la higiene de sus hijos, del aseo, de las comidas, la educación y la salud.

“La verdad es muy duro, pero tengo que sacar fuerzas de donde sea para sacar adelante a la familia”, dijo Ricardo.

Su mayor deseo es compartir los mejores momentos con sus hijos y poder ofrecerles todo lo que necesitan para ser felices.

“Quisiera pasar cada minuto del día con ellos, pasarla bien y darle lo mejor”, declaró en una entrevista.

Sueña que sus hijos “sean alguien en la vida” refiriéndose a que se preparen académicamente y puedan trabajar en lo que más les apasione, asimismo, dijo que espera que sean siempre humildes y respetuosos.

Cada día se ocupa de que ellos puedan aprender desde su ejemplo la importancia del respeto y la humildad. Aunque admitió que no es fácil encargarse solo de sus hijos no está dispuesto a rendirse.

“Hay que seguir adelante, siempre por mis hijos. Ellos son los que me dan fuerza para levantarme cada día”, dijo Ricardo.

No es lo más común que un padre sea quien asuma la custodia de sus hijos menores, pero sí hay muchos casos como el de Ricardo en el que ellos son quienes se encargan de velar por el bienestar de su familia.

El Código Civil y Comercial Argentino contempla de forma explícita que en caso de que el cuidado personal de los hijos se otorgue a uno de los progenitores, el otro tiene el deber y el derecho de mantener una fluida comunicación con los hijos.

Toman en cuenta como regla que se elija al progenitor que facilite el derecho a mantener un trato regular con el otro. Las medidas judiciales buscan siempre el bienestar y el cumplimiento de los derechos y oportunidades de los hijos.

La situación de este padre ha conmovido a muchos en las redes, esperan que siga adelante y expresan su admiración por ejercer su labor con compromiso y responsabilidad.