Con 4 hijos y sin dinero para pagarles a los albañiles construye sola su propia casa

Construye su casa sola para poder garantizar el bienestar de sus hijos a pesar de su precaria situación económica.

Vanesa Canelo es una madre que ha conquistado el corazón de miles de usuarios en las redes después de que compartieran la historia de una mujer que ha decidido construir su casa con sus propias manos.

No podemos negar que son tiempos difíciles para todos donde la economía ha tenido un declive en muchos hogares, llevar la comida diaria amerita un mayor esfuerzo para muchos padres y mantener al día el pago de los servicios es todo un reto.

Cuando se quedó sin dinero decidió construir su propia casa.

construye

La situación para Vanesa no es diferente, sin los recursos para seguir pagando el alquiler se vio en la obligación de levantar paredes y con ayuda de sus cuatro hijos construir lo que dentro de poco se convertirá en su pequeño hogar.

Siendo madre de cuatro niños sintió que su mundo se vino abajo cuando se vio sin los recursos para solventar lo necesario.

Pero no estaba dispuesta a rendirse ni a resignarse a aceptar su situación, sabía que podría hacer algo para cumplir el compromiso de ofrecerles lo mejor a sus hijos.

Algunas personas le han dado consejos para mejorar la técnica y donado algunos materiales.

Afortunadamente, tenía un terreno heredado por sus padres que no dudó en utilizar cuando decidió construir su casa.

Sin tener dinero para pagar el trabajo de albañiles, ella puso manos a la obra para levantar las paredes del que sería su próximo hogar.

Con su gesto demostró su valentía, y sobre todo, el inmenso amor que siente por sus hijos, a quienes quiere ver salir adelante y sonreír a pesar de las dificultades que les ha tocado enfrentar.

El terreno está ubicado en el barrio Liceo Tercera Sección, Argentina. Ella misma carga los bloques, bate el cemento, levanta columnas y toma las riendas de la construcción.

Cada pared levantada del hogar que construye la acerca más a cumplir su sueño

Vanesa siempre ha tenido fascinación por la albañilería, ha tenido algunos trabajos como ayudante de construcción y pegado cerámica en varias oportunidades.

Es una mujer acostumbrada a conseguir el sustento de su hogar trabajando duro, dignamente para sobrevivir.

Por lo que este tipo de trabajo no se le es tan ajeno aunque algunas personas se quedan mirándola con extrañeza cuando la ven realizando estas labores.

“Lo estoy haciendo día a día, todos los días me sacrifico vengo y lo hago. El objetivo es ofrecerle un techo seguro a mis hijos”, dijo Vanesa.

Los materiales que ha usado hasta la fecha los fue comprando de a poco con algunos ahorros que tenía, otros han sido donados.

Destaca que cada vez es más difícil seguir adelante porque se le está acabando el material, por lo que recibe cualquier donación que le ayude a terminar su casa.

“Yo levanté esto y tuve ayuda de algunas personas que vinieron a darme una mano. Mi objetivo es tener a mis hijos acá adentro.

Por eso queremos venir cuanto antes a nuestro hogar. Queremos terminarla rápido porque mis hijos sufren mucho el frío, incluso una de las chicas es asmática”.

Poco a poco su nuevo hogar va tomando forma, ha recibido consejos, una que otra mano amiga y todo el apoyo incondicional de sus hijos quienes sin duda, son los mejores ayudantes.

Confiamos en que su esfuerzo y dedicación valdrán la pena para que puedan vivir como se merecen, protegidos bajo un techo en el que unidos harén frente a los obstáculos y vivirán momentos de felicidad.

Todos los que creemos que con trabajo honesto y dedicación se logran grandes cosas, admiramos el trabajo de una madre que lucha por ofrecerle lo mejor a sus hijos.