Una medallista olímpica de apenas 13 años celebra su triunfo porque jamás dejó de soñar

Ser medallista en las olimpiadas no es algo de lo que puedan presumir muchas personas. Pero es un sueño completamente realizable cuando se lucha arduamente, con mucho talento, disciplina y sin dejar de visualizar esa gran meta.

Esta medallista olímpica supo desde muy pequeña supo que su pasión era el skate

medallista

Tal como hizo la jovencita brasileña Rayssa Leal, quien con tan solo 13 años consiguió hacer realidad su más grande sueño: ganar una medalla en la primera competencia de skate en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Originaria de la humilde región brasileña llamada Maranhão, Jhulia Rayssa Mendes Leal era una niña tímida, a la que no le gustaba hablar mucho y encontró en el skate el medio perfecto para decir a través de su talento todo lo que no lograba pronunciar con palabras.

Comenzó a practicar skate en el año 2015

Cuando tenía 7 años se esforzó por realizar una acrobacia de skate llamada «heelflip». Practico y practico, cayendo una y otra vez.

No se rindió pese a los estragos físicos que causaba cada caída que tenía, hasta que lo logró y su gran hazaña fue capturada en un vídeo que se viralizaría en el que se le puede ver vestida como una hermosa hada azul.

Y, efectivamente, Rayssa cree en las hadas y en el polvo de magia que emana de ellas. No podía ser incrédula después de que ese inocente video llegara incluso a estar ante los ojos de una de las más grandes eminencias del skate: el estadounidense Tony Hawk.

El primer video viral de “el hada del skate” fue visto 5 millones de veces

Después de 6 años de haberse hecho famosa en el mundo de skate, Rayssa pudo encontrarse cara a cara con Tony y con otros grandes talentosos de la patineta. Todo le parece ser parte de un gran sueño.

“Hace seis años Tony me introdujo al mundo del skate compartiendo mi vídeo vestida de hada, hoy me filmó en los Juegos Olímpicos. Todo esto es muy asombroso, estoy viviendo un sueño”, dijo Rayssa en sus redes sociales tras conocer a su gran ídolo.

Además de Tony, Rayssa se ha inspirado en su compatriota, la patinadora brasileña Leticia Bufoni, una de las exponentes del skate más importantes a nivel mundial de toda la historia. Leticia se ha hecho una de sus más grandes amigas y sigue el avance de su carrera, apoyándola con cientos de consejos en su estadía en Tokio.

«Leticia siempre me está enseñando todo, ella está siendo mi compañera aquí. Estoy súper emocionada, estamos jugando en la pista, divirtiéndonos mucho. Saber que mi ídolo está corriendo conmigo es una gran emoción”, señaló la niña.

Rayssa ama hacer giros en la patineta y con esa habilidad conquista a todos los jueces

Rayssa ya ha conseguido diferentes premios y títulos nacionales e internacionales de skate. Con 11 años se convirtió en la persona más joven en ganar la Skate Street World Championship que se realizó en Los Ángeles, California.

La talentosa niña fue la representante más joven de su país en los Juegos Olímpicos, compitiendo en la sección skate street, enfrentándose a obstáculos como rampas, mesas, escaleras, barandillas y otros objetos urbanos.

Dejó a los presentes impactados con su gran destreza y estuvo a punto de ganar el primer lugar

Tras pasar a la final, Rayssa consiguió ganar la medalla de plata, quedando solo después de la competidora japonesa Momiji Nishiya, quien cabe mencionar también tiene 13 años, demostrando que para el talento no hay edad.

Sin duda, nunca se es lo suficientemente joven para ganar una medalla incluso en los galardonados Juegos Olímpicos. Este es un logro más para esta joven atleta que tiene muchas competencias más en donde divertirse como grande.