Una pareja de 85 y 90 años se niega a cancelar su boda y la celebran en plena pandemia

Para toda pareja enamorada no hay un momento más especial que unir sus vidas en medio de una gran ceremonia, rodeados de sus seres queridos. Pero el coronavirus ha frustrado los sueños de muchas parejas que se rehúsan a dejar que la pandemia sea más fuerte que su amor. Como sucedió con una hermosa pareja de ancianitos.

Alvin Lee, de 90 años, y Dorothy Driskell, de 85, planearon casarse en una gran ceremonia durante la primavera. Pero cuando la pandemia de coronavirus truncó sus planes, se pusieron creativos y decidieron celebrar una boda a través de una famosa plataforma digital, Zoom.

La historia de amor de Alvin y Dorothy es más que conmovedora. Lee perdió a su esposa, Rachel, hace 11 años, y Driskell perdió a su esposo hace dos años. Fue hasta el año 2019 cuando se conocieron en un centro de retiro en Nueva York y volvieron a encontrar el amor.

Aunque se conocieron en Nueva York, ambos son de Ohio, en los Estados Unidos: Lee vive en Germantown y Driskell está a unas dos horas de distancia de él, en Westerville.

“Se hicieron amigos rápidamente y comenzaron a conducir de un lado a otro entre sus ciudades para verse”, dijo la nieta de Lee, Jennifer Whitaker.

La pareja rápidamente se dio cuenta de que tenían mucho en común. Ambos habían perdido a sus cónyuges y eran abuelos: Lee tiene cuatro nietos y un bisnieto; y Driskell tiene un nieto. Así que pensaron que era el destino quien los había reunido para darse una segunda oportunidad de ser felices, el uno al lado del otro.

Completamente enamorado y decidido a pasar los mejores años de su vida junto a su nuevo amor, Lee propuso matrimonio a Driskell en la Sinfónica de Cincinnati en el mes de enero:

“Planearon tener una gran boda esta primavera, pero tuvieron que cancelar debido al coronavirus”, agregó Jennifer.

Dado que las pautas de distanciamiento social y las órdenes de quedarse en casa impiden que las personas en diferentes hogares de ancianos se vean, la familia de Lee se puso creativa para celebrar su fiesta de cumpleaños número 90.

Le organizaron una fiesta sorpresa en Zoom, una aplicación de videoconferencias que ha ganado popularidad en medio de la pandemia.

Ese acontecimiento provocó que Lee tuviera la mejor de las ideas: celebraría su boda a través de la misma aplicación en la que había celebrado su cumpleaños. Fue así como el Internet se convirtió en la mejor recepción para que los enamorados se juraran amor eterno.

“La boda tuvo lugar en la casa de Alvin el viernes. Veinte miembros de la familia y amigos se unieron a la llamada de Zoom. ¡Fue la primera boda por Zoom del pastor!”, afirmó Jennifer.

Whitaker se sintió tan conmovida por esta increíble historia de amor que no pudo evitar compartir un vídeo de su abuelo recitando su votos nupciales; prometiendo compartir su vida con su ahora esposa, en las alegrías y tristezas, mientras ambos vivan.

No cabe duda de que siempre es un momento para celebrar el amor, porque es la fuerza más grande que existe en el universo y por la que somos capaces de luchar y vencer cualquier obstáculo.

Esta hermosa pareja nos ha demostrado que no hay imposibles para el amor. Aprendamos de ellos y no te vayas sin compartir su historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!