El Papa interviene para que no desconecten a un bebé que sufre una extraña afección

Alfie Evans se ha salvado milagrosamente. Y todo gracias al Papa Francisco.

El pequeño tiene un misterioso problema degenerativo en su cerebro y está conectado a asistencia mecánica en el hospital, donde habían decidido desconectarlo aunque sus padres han declarado su intención de llevarlo a Italia para someterlo a un tratamiento.

Gracias al Papa, el hospital no desconectará las máquinas y comenzará a organizar el operativo para trasladar al bebé de 21 meses.

Stephen Woolfe, el Miembro del Parlamento Europeo por  North West England, visitó la habitación de Alfie y habló con los médicos de Alder Hey Hospital de Liverpool, Inglaterra.

Kate, Tom y Alfie, la familia lucha por mantenerse unida.

En una declaración, explicó el resultado de la reunión:

“Me he reunido con Tom Evans y con el ejército de Alfie Evans y hemos llegado a traer noticias muy positivas.

En lugar de terminar la vida de Alfie, en las próximas 24 horas el hospital está evaluando y revisando no sólo la salud de Alfie sino si está físicamente apto para viajar a Italia, y cuáles serán las medidas para transportarlo hasta ahí y todo lo que necesite el hospital en Italia para admitirlo.

Creo que es realmente positivo y una buena medida del hospital”.

Hace meses que Alfie está con respiración asistida.

Sus padres aseguran que el pequeño va a mejorar.

Tom Evans, de 21 años y su pareja, Kate Jones, de 21, son de Bootle, Merseyside. Habían intentado tres veces que los jueces obligaran al hospital a trasladarlo a la clínica italiana.

La intervención de Woolfe llegó 24 horas después de que el Papa Francisco publicara en Twitter un mensaje para el niño que sufre de este misterioso problema cerebral.

Tom le había pedido al Papa que interviniera como lo hizo con el caso de Charlie Gard, otro bebé que había estado muy enfermo y que sus padres querían tener la oportunidad de recibir otro tratamiento.

“Espero sinceramente que se haga todo lo necesario para continuar acompañando compasivamente al pequeño Alfie Evans, y que se escuche el profundo sufrimiento de sus padres. Estoy rezando por Alfie, por su familia y por todos los que están involucrados” escribió el Papa en Twitter.

En febrero la Corte había dictaminado que Alfie no podía ser trasladado a Roma para el tratamiento y debía continuar con asistencia mecánica hasta que pudieran retirársela. La sentencia fue aprobada por la Corte de Apelaciones en marzo y hace una semana por la Suprema Corte.

Los padres de Alfie quieren llevarlo al  Bambino Gesu, en Roma, donde un grupo de profesionales se ofrecieron para operar al niño para mejorar su respiración, lo que le permitirá sobrevivir por un período indefinido.

Kate y Tom saliendo de los Tribunales.

VER TAMBIÉN:  La emotiva reacción de un niño sordo al volver a escuchar la voz de su padre

La pareja está decidida a hacer todo lo posible por salvar a su bebé.

Sin embargo, los doctores de Alder Hey consideraban que continuar con la asistencia mecánica era un a medida injusta e inhumana. Pero ahora, tras la intervención del Papa y del Parlamentario de la EU, decidieron aceptar el pedido de los padres.

Alfie tiene una condición neuronal progresiva e incesante que ha destruído parte de su cerebro. No puede respirar ni tragar por sí mismo.

Ha sido tratado todo este tiempo en el Alder Hey Children’s Hospital y los médicos habían recomendado retirar la asistencia mecánica.

Pero sus padres han estado posteando en las redes sociales videos asegurando que Alfie “está mostrando una mejora”.

Escribieron en Facebook: “Le estamos rogando al hospital que continúe este proceso para darnos a nosotros y a Alfie una oportunidad que ver si puede despertar y mejorar”.

Confían en que Alfie mejore en Italia.

Con 21 meses, Alfie ha pasado la mayoría de su vida en un hospital.

Facebook Tom Evans

¿Qué pasará con el pequeño Alfie? ¡Comparte la nota y danos tu opinión!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!